Salud

Extirpación de quistes ováricos: el período postoperatorio, revisiones del procedimiento

Pin
Send
Share
Send
Send


El peligro de la formación de un quiste ovárico es que cuando aumenta, surgen complicaciones y puede ocurrir infertilidad. Sucede que una mujer ni siquiera sabe de la existencia de una neoplasia, y después de una visita al médico, se entera de que necesita una cirugía. Si se planea que nazca un bebé, existe la preocupación de que aparezcan complicaciones después de la operación, otros temen defectos cosméticos en forma de cicatriz. El método de laparoscopia le permite extirpar el tumor rápidamente y sin consecuencias desagradables para la salud reproductiva, mientras se realiza sin incisiones.

Contenidos:

  • Indicaciones para la extirpación quirúrgica de los quistes ováricos.
  • Características de la laparoscopia del ovario.
  • Beneficios de la laparoscopia
  • Preparacion para la cirugia
  • Realizar una operación
    • Período postoperatorio
    • Posibles complicaciones después de la cirugía.
  • Contraindicaciones para la laparoscopia


Indicaciones para la extirpación quirúrgica de los quistes ováricos.

Existen variedades de quistes ováricos que se resuelven. Estos son los llamados quistes funcionales, cuya formación se asocia con cambios hormonales que ocurren en el cuerpo durante el ciclo menstrual. La causa más común es un pequeño fallo hormonal. Como regla general, el cuerpo se enfrenta a un trastorno de este tipo en 2-3 ciclos, y el quiste desaparece.

Pero existen otros tipos más peligrosos de tales tumores, que pueden crecer hasta 12 cm de diámetro, causando el desarrollo de complicaciones graves. Tales quistes no son susceptibles de tratamiento médico, deben ser removidos quirúrgicamente. Si consideramos que la patología generalmente ocurre en mujeres jóvenes, es de gran importancia realizar la operación de tal manera que la función reproductiva del cuerpo no sufra, después del tratamiento, la mujer pudo concebir y dar a luz a un niño. Esta forma suave de extirpar un quiste ovárico es la laparoscopia.

Quitar quirúrgicamente un quiste de cualquier tipo, si no se absorbe después de 3 meses, crece rápidamente, existe el riesgo de complicaciones:

  • torcer las piernas, el riesgo de peritonitis,
  • ruptura de quistes, que resulta en sangrado interno,
  • supuración del contenido de quistes,
  • exprimir órganos y vasos cercanos
  • renacimiento maligno.

La cirugía es el único tratamiento eficaz en presencia de quistes ováricos paraovariales endometrioides, dermoides y paraovariales. La laparoscopia de un quiste ovárico se realiza si su tamaño es superior a 2 cm. En este caso, la tarea del cirujano es extirpar el tumor de tal manera que el ovario pueda funcionar completamente.

Si se detecta un quiste durante el embarazo, se observa que continúa creciendo, luego se realiza una laparoscopia, pero no antes de las 16 semanas, ya que en períodos anteriores la amenaza de aborto involuntario es demasiado alta. En el caso de una afección potencialmente mortal, la operación se realiza en cualquier etapa del embarazo.

Características de la laparoscopia del ovario.

Dependiendo del tamaño del quiste, su ubicación, el grado de daño a los tejidos circundantes, la cirugía laparoscópica se realiza de varias maneras.

Cistectomia Sólo se quita un quiste, se descascara. Al mismo tiempo, los tejidos del propio ovario permanecen.

Nota: Incluso si un quiste demasiado grande absorbe una parte significativa del ovario, intente conservar al menos los restos de tejido sano, que a veces es capaz de regenerarse.

Resección de cuña - El quiste se extirpa junto con parte del ovario.

Ovariectomía (anexectomía). Remoción completa del ovario junto con el quiste. Dicha operación es realizada por mujeres que han salido de la edad fértil, o en el caso de que se encuentre una degeneración maligna del neoplasma.

A menudo, durante la laparoscopia de un quiste ovárico, se eliminan las patologías asociadas, por ejemplo, la eliminación de adherencias en la cavidad abdominal o los nódulos de mioma. La efectividad de la operación depende de cómo se realiza la eliminación de los tejidos afectados. Por ejemplo, cuando se corta un quiste endometrioide, es muy importante eliminar completamente todas las partículas del endometrio, de lo contrario, los quistes reaparecerán, la endometriosis se extenderá al peritoneo, el intestino. Es importante no dañar la membrana del quiste, para que su contenido no caiga en la cavidad abdominal.

Beneficios de la laparoscopia

El método de laparoscopia tiene varias ventajas en comparación con la cirugía abdominal convencional. Entonces, para extirpar un quiste, no es necesario hacer una incisión en los músculos abdominales, para desplazar los órganos internos que impiden el acceso al ovario. Solo se realizan 3 punciones pequeñas en el peritoneo a través de las cuales se insertan los instrumentos.

Como resultado, la operación en sí es menos dolorosa y toma menos tiempo. La curación se produce mucho más rápido, no hay cicatriz áspera en la piel. Los rastros de pinchazos son apenas perceptibles.

Si después de la disección habitual de los músculos y su desplazamiento puede producirse una hernia postoperatoria, después de la operación a través de punciones, no existe tal peligro. Durante la laparoscopia, hay un efecto mínimo en los órganos vecinos, por lo tanto, no hay complicaciones en forma de una violación del intestino.

Preparacion para la cirugia

Antes de la laparoscopia, una mujer debe ser examinada para detectar enfermedades inflamatorias e infecciosas de los órganos genitales, determinar la composición, la coagulación y el grupo sanguíneo, así como detectar anomalías en la salud general.

La encuesta incluye:

  • pruebas generales de orina y sangre
  • Análisis bioquímico de sangre para azúcar, proteínas, bilirrubina, urea,
  • análisis de sangre para la sífilis, VIH, hepatitis B y C,
  • prueba de coagulación sanguínea (coagulograma), grupo y factor Rh,
  • Análisis de un frotis vaginal para detectar microflora dañina y determinar el contenido de leucocitos.
  • Ultrasonido de los órganos pélvicos.
  • Electrocardiografia, ECG,
  • Radiografía o radiografía de los pulmones.

Durante una semana, una mujer necesita cambiar a una dieta (excluir la col, las legumbres y otros alimentos que aumentan la formación de gases en los intestinos de la dieta). Al realizar la laparoscopia de quistes ováricos, el paciente debe tener el estómago absolutamente vacío. 10 horas antes de la operación, se detiene la ingesta de alimentos y líquidos.

La limpieza del estómago y los intestinos se logra con la ayuda de laxantes y enemas. Tales medidas facilitan la manipulación, mejoran el acceso a los ovarios, reducen el riesgo de daño accidental a los órganos. 2 días antes de la operación, se detiene la medicación para adelgazar la sangre.

Durante la operación, el paciente debe usar medias de compresión para prevenir la formación de microtrombos en las venas de las piernas, que pueden entrar en los vasos del corazón y los pulmones. Se recomienda su uso durante los próximos 7 a 10 días después de la cirugía.

Realizar una operación

La laparoscopia se realiza bajo anestesia general. El pre-anestesiólogo descubre que una mujer es alérgica a cualquier medicamento para elegir un método para aliviar el dolor. Antes de su administración, el paciente recibe una inyección intravenosa de un medicamento sedante con un ligero efecto hipnótico. El catéter permanece en la vena en caso de necesidad de administración adicional de medicamentos durante la cirugía.

La mesa sobre la que se encuentra el paciente está inclinada en un ángulo de 30 ° para que la cabeza quede más baja que las piernas. Al mismo tiempo, el intestino se desplaza hacia el diafragma, lo que hace que el ovario sea más accesible.

A través de una punción en el ombligo, se inyecta dióxido de carbono en la cavidad peritoneal, lo que permite que los órganos se dividan entre sí y aumenten el espacio de trabajo. Se introduce una herramienta en el mismo orificio con el que se ilumina la cavidad, la imagen se transmite a la pantalla mediante una cámara de video ubicada en ella. Este dispositivo se llama un laparoscopio.

Se hacen 2 aberturas adicionales en el área de la ingle, controlando el proceso con un laparoscopio. Se introducen manipuladores con herramientas para la extirpación de quistes. Después de examinar la cavidad abdominal y el ovario, el médico decide sobre la naturaleza de la intervención quirúrgica, la posibilidad de preservar el ovario, hace conclusiones sobre el riesgo de complicaciones.

En el sitio de la extirpación del quiste, se suturan los tejidos del ovario. Si no hay sangrado, se retiran los instrumentos, se libera el gas y se cosen los agujeros.

Todo el procedimiento lleva de 20 a 40 minutos, si no hay complicaciones.

Período postoperatorio

Dentro de los 5 a 6 días posteriores a la realización de la laparoscopia de un quiste ovárico, la mujer permanece en el hospital para controlar su bienestar. Para prevenir la inflamación de las costuras, para facilitar y acelerar el proceso de curación, se le prescriben antibióticos, analgésicos y vitaminas.

Las costuras se tratan con "Betadine" (una solución antiséptica que contiene yodo), lubricadas con ungüento "Levomekol". Después de la cicatrización, uso de la pomada "Contratubex", que contribuye a la reabsorción de cicatrices.

Malestar leve y dolor leve en el ovario pueden ocurrir durante 2 a 4 días. Durante la operación, se produce irritación por gas en las terminaciones nerviosas en el área del diafragma. Por lo tanto, en los primeros días después de la operación, la mujer siente un ligero dolor en los hombros, dolor en el cuerpo. Puede producirse distensión abdominal y estreñimiento.

Para prevenir la formación de un quiste y normalizar el fondo hormonal, se recetan anticonceptivos orales, remedios homeopáticos y herbales. La dosis y la duración del tratamiento están determinadas por los resultados de los análisis de sangre para detectar hormonas.

Como regla general, la primera menstruación se produce en el momento habitual. Puede ser abundante y doloroso, pero al siguiente mes desaparecen los efectos secundarios. Si la menstruación se retrasa, hay secreción inusual, dolor, entonces es necesario consultar a un médico.

La velocidad de la recuperación postoperatoria depende de la complejidad de la operación, la edad de la mujer, la presencia de otras enfermedades en ella.

Posibles complicaciones después de la cirugía.

La aparición de complicaciones es posible tanto durante la laparoscopia como en los días siguientes. Las posibles complicaciones incluyen:

  • sangrado debido a daños accidentales en órganos o vasos adyacentes en los sitios de punción,
  • daño a la cubierta del quiste y la diseminación de su contenido en la cavidad pélvica,
  • Inflamación de las costuras (externa e interna).
  • la ocurrencia de procesos inflamatorios en los órganos genitales internos como resultado de su infección durante la cirugía.

En caso de que ocurra una complicación peligrosa durante la operación, se detiene la laparoscopia y se realiza una laparotomía (se hace una incisión bajo el ombligo para la eliminación urgente de sangrado y otras consecuencias).

Los médicos enfatizan que después de la operación, se recomienda a la mujer que se abstenga de hacer esfuerzos físicos y deportes durante varios meses. La actividad física moderada, por el contrario, es necesaria para que las adherencias no se formen en la cavidad abdominal. No se recomienda visitar la sauna en el período postoperatorio, bañarse, permanecer al sol durante mucho tiempo.

En la mayoría de los casos, después de la operación con la preservación de los ovarios, el embarazo es bastante posible, pero dentro de 1 mes no puede tener relaciones sexuales, y los médicos recomiendan la planificación del embarazo no antes que en 3-5 meses.

Contraindicaciones para la laparoscopia

En algunos casos, la laparoscopia está contraindicada. Por ejemplo, en las enfermedades graves del corazón, los órganos del sistema respiratorio y en la hipertensión, pueden ocurrir convulsiones que ponen en peligro la vida. Los trastornos sanguíneos causan sangrado severo.

La cirugía está contraindicada si se detectan adherencias en la cavidad abdominal por ultrasonido. La laparoscopia no se realiza si la paciente tiene fiebre, está enferma de gripe o tiene una infección viral respiratoria, otros resfriados o enfermedades infecciosas. Para llevar a cabo la operación solo puede transcurrir un mes desde la recuperación.

La contraindicación es la obesidad, la presencia de una grasa espesa en el abdomen. No tienen cirugía ni agotamiento, ya que un cuerpo debilitado es susceptible a cualquier infección, es posible que se produzcan complicaciones imprevisibles durante y después de la intervención.

La laparoscopia no se realiza si se encuentran células cancerosas en un quiste en una situación de emergencia (si se rompe un quiste, ocurre una peritonitis, sangrado intraabdominal, dolor intenso). Para eliminar tales consecuencias es necesario realizar una autopsia de la cavidad abdominal.

Antes de prescribir la operación, el tratamiento se lleva a cabo para cualquier enfermedad inflamatoria e infecciosa de los órganos genitales.

Definición y características generales de la operación.

Laparoscopia ovárica: intervención quirúrgica en la cavidad abdominal mediante un laparoscopio equipado con un sistema de video. Cirugía prácticamente segura: la laparoscopia de un quiste ovárico se realiza bajo anestesia general.

Se hacen tres o cuatro incisiones pequeñas en el abdomen de la mujer, a través de las cuales se insertan instrumentos quirúrgicos y una cámara de video en miniatura.

Algunas mujeres tienen un efecto secundario positivo después de la operación: logran bajar de peso después de la laparoscopia de los ovarios, observando el régimen y la dieta.

Indicaciones generales y contraindicaciones.

La laparoscopia ovárica, como cualquier otra operación quirúrgica, tiene indicaciones y contraindicaciones. Indicaciones: extirpación de quistes, muescas en los ovarios, ruptura de un quiste o torceduras de las piernas. Las incisiones en los ovarios durante la laparoscopia se realizan con el objetivo de destruir la membrana del folículo, lo que impide la liberación del óvulo y el inicio del embarazo.

La laparoscopia no debe realizarse en estos casos:

  • en presencia de neoplasias malignas,
  • Patologías graves del sistema cardiovascular, respiratorio,
  • hipertensión, trastornos de la sangre,
  • La presencia de adherencias en la cavidad pélvica.
  • Obesidad o viceversa, agotamiento.

Antes de prepararse para la laparoscopia de quiste ovárico, el paciente debe curarse de enfermedades infecciosas o inflamatorias.

Neoplasia benigna kistoma

El kistoma es un tumor benigno que puede degenerar en uno maligno. Tiene una pierna con la que se une al ovario. La torsión de las piernas conduce a un deterioro de la circulación sanguínea y la ruptura del ovario. El método de tratamiento es la laparotomía del quiste ovárico.

Si el quiste es muy grande, su extirpación es posible solo con el ovario. Esta intervención quirúrgica se llama ooforectomía.

Durante las adherencias, apoplejía ovárica y torcedura de las piernas del quiste, se realiza laparoscopia. La apoplejía requiere intervención quirúrgica inmediata.

El rápido crecimiento de los quistes puede ser un proceso oncológico, por lo que a algunos pacientes se les prescriben exámenes adicionales antes de la cirugía, por ejemplo, gastroenterología, reoencefalografía, irrigoscopia, duodenoscopia.

Primer dia

El primer día después de la laparoscopia del quiste ovárico, el paciente está bajo la supervisión constante del personal médico. Esto se debe a que no se pierden las posibles complicaciones y se inicia el tratamiento necesario a tiempo. Para el dolor severo, se prescriben analgésicos.

Por la tarde, se realiza el primer tratamiento de las heridas postoperatorias. Si es necesario, se prescriben antibióticos para prevenir la inflamación.

Después de 7-8 horas, se le permite levantarse con cuidado de la cama, beber agua limpia, sin gas, jugos o compotas que no causen hinchazón de los intestinos.

Atención: en el primer día se prohíben los movimientos bruscos y activos. Los movimientos deben ser lentos para que la cabeza no se maree y no se pierda la conciencia.

Reglas de conducta

En el segundo día después de la cirugía, se recomienda que el paciente se mueva más. Esto es necesario para prevenir el estancamiento en los órganos pélvicos, el intestino estaba funcionando de manera efectiva.

Todos los días, el paciente es tratado con suturas antisépticas y los apósitos se actualizan. Por lo general, en el séptimo día, se retiran los puntos y el paciente está preparado para el alta.

Después del alta hospitalaria, el paciente por un período de incapacidad laboral prolonga la lista de enfermos y da recomendaciones sobre qué reglas seguir después de la laparoscopia.

La recuperación

Pero el período de recuperación del cuerpo después de la laparoscopia de quistes ováricos y el alta hospitalaria no termina ahí. Durante tres o cuatro semanas, los procesos de normalización de la actividad vital del cuerpo femenino continúan.

Después de la laparoscopia, una mujer debe abstenerse de tener relaciones sexuales durante al menos dos semanas. También es necesario posponer por un tiempo los deportes activos, visitando la piscina.

Después de la laparoscopia del ovario, durante el período de rehabilitación, no se recomienda tomar un baño caliente, llevar bolsas pesadas, mover muebles, levantar el cochecito, bebé. Sujeto a todas las recomendaciones del médico, el período de recuperación después de la laparoscopia de un quiste ovárico pasa rápidamente.

Si el paciente tuvo que someterse a laparotomía (resección de la cavidad abdominal para extirpar un quiste), se alarga el final del período de recuperación.

¿Qué se puede comer después de la laparoscopia de quistes ováricos?

La nutrición después de la laparoscopia de un quiste ovárico tiene como objetivo mejorar el funcionamiento de los intestinos, reducir el aumento de la producción de gas y prevenir el estreñimiento.

En el primer día después de la cirugía, no se proporciona comida. Solo se puede beber agua limpia, no carbonatada. На вторые сутки разрешаются протертые супы, легкие бульоны, редкие каши. Позже в рацион можно добавить молочнокислые продукты, некислые фрукты, отварные или тушенныеовощи.

Para el período de recuperación, las comidas con alimentos grasos, picantes y fritos no están permitidas. Las porciones deben ser pequeñas. Los alimentos se pueden tomar a menudo, al menos 5 o 6 veces al día.

¿Cuánto dura la operación?

La duración de la operación depende del tipo y la complejidad, las calificaciones (experiencia) del cirujano. En promedio, la duración de la operación es de 40 minutos - una hora. Si consideramos la etapa preparatoria en la sala de operaciones, todo el procedimiento puede tomar de dos a tres horas de tiempo.

"Hace poco tuve una cirugía para un quiste. El quiste, como decía mi ginecólogo, era funcional. Pero el tratamiento no dio resultados, así que me decidí por una operación. La operación se realizó en nuestro hospital de distrito. Todo fue bien. Los puntos de sutura se curaron el día 7 completamente. Mi esposo y yo estamos planeando concebir un hijo. Pero el médico recomienda un par de meses más para abstenerse del embarazo ".

“En una semana tendré laparoscopia del ovario. No tengo quistes, pero los médicos dijeron que, con la ayuda de este procedimiento, es posible destruir el sobre del folículo y tendré la oportunidad de quedar embarazada. Espero que todo sea exitoso, porque mi esposo y yo hemos estado esperando al bebé por 5 años ".

“Tengo problemas de salud, el ovario derecho ha sido extirpado. Pero hace un mes, se extrajo un quiste en el ovario izquierdo. La operación se realizó en nuestra capital, en una clínica privada. Aunque el procedimiento no es barato, pero decidí hacerlo para preservar la esperanza de ser madre ".

Costo de la cirugia

El costo de la cirugía para extirpar un quiste depende de muchos factores. Cuando se comunica con una institución médica pública, tiene una póliza de seguro y la remisión a un hospital, la laparoscopia es gratuita.

El costo de la cirugía en un centro ginecológico privado depende de muchos factores:

  • objetivos, complejidad,
  • Cualificaciones del cirujano operativo,
  • Equipos técnicos de las instituciones médicas.
  • Ubicación territorial, características de la región.

El precio más alto para los servicios laparoscópicos se observa en la capital: alrededor de 40-50 mil rublos. En los centros regionales, la operación cuesta entre 20 y 30 mil. En ciudades pequeñas, de 15 a 20 mil rublos. En cualquier caso, la elección sigue siendo para la mujer.

¿Qué secreciones se consideran normales?

Después de la operación en el ovario, la mujer tiene una mancha débil. Después de dos o tres días se vuelven amarillentos, viscosos, sin un olor desagradable. Las asignaciones pueden ser largas (hasta tres semanas), pero no vale la pena preocuparse por una mujer; este es un proceso natural.

Si la secreción después de la laparoscopia del ovario se ha vuelto verde o marrón, hay un olor desagradable, dolor abdominal, debe consultar a un médico de inmediato. Estos síntomas pueden causar inflamación o infección en el cuerpo.

¿Qué día se quitan los puntos?

Las costuras después de la laparoscopia del ovario se eliminan después de 7 o 9 días. En lugar de las costuras quedan cicatrices casi invisibles. Para hacer que las punciones sanen más rápido, se utiliza su tratamiento con un agente que chupa cicatrices, Contractubex.

Atención: Kontraktubeks - gel, a base de extractos de cebolla, heparina y alantoína. Contraindicado en caso de hipersensibilidad a estos componentes.

Cuando use el medicamento debe evitar la exposición al frío, radiación ultravioleta en áreas de cicatrices postoperatorias frescas.

Cuánto hay que quedarse en el hospital

El alta hospitalaria, según las características del período postoperatorio, puede ocurrir después del primer - séptimo día. En caso de complicaciones, este periodo se prolonga.

Al ingresar al hospital, se entrega un documento de incapacidad temporal a una mujer, cuya duración la determina el médico tratante. En general, si no hubo complicaciones, la licencia por enfermedad se otorga de 7 a 10 días.

Adherencias ováricas - Posible riesgo de infertilidad.

Una de las complicaciones después de la laparoscopia de quistes ováricos es la formación de adherencias. La causa puede ser un proceso inflamatorio que comenzó después de la operación. Por lo tanto, si una mujer tiene dolores persistentes y persistentes que no son aptos para los analgésicos, debe consultar de inmediato a un médico.

El tratamiento temprano puede prevenir el desarrollo de adherencias y ahorrar la oportunidad de quedar embarazada. Cuando los médicos poliquísticos recomiendan no posponer el nacimiento de un niño durante mucho tiempo.

¿Cuándo puedes planear un embarazo?

No hay necesidad de apresurarse con el embarazo después de la extracción laparoscópica de un quiste, a pesar de que el tejido ovárico sano no se daña durante la cirugía. Las funciones de la parte glandular de los ovarios se restauran después de un mes, pero para comenzar a planificar un embarazo, preferiblemente no antes que en 3-6 meses.

Debe esperar la recuperación completa del cuerpo para someterse al examen médico necesario.

La extirpación de un quiste endometriótico generalmente se complementa con terapia hormonal, a veces prolongada, hasta seis meses. Está claro que la planificación de un embarazo durante este período tampoco es recomendable.

Pero con el poliquismo (quistes múltiples), la capacidad de concebir se restaura rápidamente, por lo que un pequeño período de descanso sexual es suficiente, y puede comenzar a implementar sus planes.

La extirpación laparoscópica de un quiste ovárico es una operación de sombra. Nombrado a mujeres en ausencia de contraindicaciones y examen completo. Pero si no elimina la causa de la formación de quistes, pueden formarse nuevamente. Por lo tanto, los exámenes ginecológicos preventivos y los exámenes son una condición necesaria para la preservación de la salud de la mujer.

Tipos de quistes ováricos

Un quiste es una formación redonda densa en forma de una vejiga pequeña en un tallo delgado. La composición del contenido de la cavidad depende de la estructura y el origen del crecimiento.

La acumulación gradual de líquido conduce al crecimiento de los quistes. La mayoría de ellos son benignos, pero hay especies peligrosas que renacen en tumores cancerosos y afectan negativamente la salud reproductiva.

La principal razón para la formación de formaciones patológicas es el desequilibrio hormonal. Los fracasos ocurren a cualquier edad y acompañan a las mujeres a lo largo de su vida. El estrés frecuente, las enfermedades crónicas, la mala alimentación, el uso de anticonceptivos, la vida sexual irregular, el ejercicio excesivo y muchos otros factores pueden afectar la falta o el exceso de hormonas.

Cualquier desequilibrio de hormonas altera todos los órganos y derriba el ciclo menstrual. Los retrasos regulares, la descarga fuera de regulación, los periodos prolongados son una de las principales causas de la formación de tumores quísticos en los ovarios.

Las formaciones funcionales (lúteas y foliculares) son los quistes más seguros. No pertenecen a los oncogénicos y son capaces de disolverse. Si después de 2-3 ciclos de educación no desaparecen, traen molestias y crecen, se eliminan.

Folicular

El quiste folicular se desarrolla durante la ovulación. El folículo dominante no se rompe, como resultado de lo cual se forma una pequeña cavidad, en la cual el líquido se acumula con vetas de sangre.

Las formaciones progresivas, cuyo crecimiento no se detiene, se tratan de forma conservadora. Si esto no ayuda, se prescribe la laparoscopia.

Luteal

Las anomalías quísticas lúteas se producen en el cuerpo lúteo. El huevo hembra abandona el folículo, el agujero se cierra. Si esto ocurre prematuramente, se acumula un líquido con impurezas en la glándula. Crece y puede aumentar hasta 5 cm.

La presencia de neoplasias no causa ninguna molestia, pero pueden ocurrir complicaciones graves (hemorragia, torsión de las piernas y rotura). Para evitar los efectos de un quiste ovárico se extrae.

Endometrioide

Las formaciones endometriales se forman durante la multiplicación celular del revestimiento uterino fuera de la capa endometrial. Esta patología pertenece a una de las manifestaciones de la endometriosis. Dentro de la cavidad se forma un oscuro secreto de consistencia gruesa. Tal quiste crece lenta y dolorosamente. Dependiendo del periodo del ciclo menstrual, se puede modificar. Cuanto más tiempo no se trata la formación, más rápido crece en tamaño. Existe el peligro de adherencias, rotura del tumor, desarrollo de infertilidad.

Indicaciones para la cirugía.

La cirugía para extirpar un quiste ovárico se prescribe en los siguientes casos:

  1. Folicular progresivo, quistes luteales.
  2. Grandes cavidades endometriales quísticas.
  3. El crecimiento de las formaciones patológicas.
  4. Riesgo de malignidad (degeneración de un tumor benigno en un maligno).
  5. La amenaza de complicaciones (rotura de la cavidad, sangrado, torsión de las piernas).
  6. Deformidad y proceso purulento-inflamatorio en los ovarios.

El éxito del procedimiento depende en gran medida del estado de salud de la mujer. Debe prepararse para la laparoscopia y someterse a un examen ambulatorio exhaustivo.

Después de examinar el cuadro clínico, el médico determina la cantidad y el volumen de los estudios preoperatorios. A veces, en la etapa de preparación, se detectan enfermedades infecciosas e inflamatorias, trastornos en los sistemas respiratorio y cardiovascular, problemas con la coagulación de la sangre y otras anomalías. En tales casos, el especialista puede posponer el procedimiento o prescribir otro tratamiento.

¿Cómo es la operación?

Unos días antes de la operación, la mujer recibe recomendaciones para la corrección de la nutrición.

La dieta antes de la laparoscopia se basa en el uso de alimentos ligeros y bajos en calorías. Está prohibido tomar alimentos picantes y grasos que puedan causar insuficiencia hepática e indigestión.

La extirpación laparoscópica de un quiste ovárico se realiza bajo anestesia general. Los tranquilizantes anestésicos se administran por vía intravenosa o anestesia enmascarada. Para proporcionar una revisión, la cavidad peritoneal se llena con dióxido de carbono.

Con la ayuda de manipuladores, el cirujano realiza 3 pinchazos necesarios. Una cámara está instalada, las otras dos son necesarias para controlar los instrumentos y eliminar los tejidos patológicos de la cavidad abdominal. Centrándose en la imagen de video, un especialista examina el estado del ovario, quistes, tejidos adyacentes y decide el tipo de operación. Puede ser:

  • resección en cuña (extirpación parcial del ovario),
  • anexectomía (extirpación de quistes y ovarios),
  • Cistectomía (exfoliación corporal de un tumor quístico con preservación del ovario).

En ausencia de sangrado, el médico retira las herramientas y extrae dióxido de carbono. Los cortes durante la laparoscopia no lo hacen. En los lugares dañados por pinchazos, poner costuras.

Embarazo después de la laparoscopia

Después de la laparoscopia para extirpar un quiste funcional, la concepción puede ocurrir en el siguiente ciclo menstrual. Se tarda 2-3 meses para restaurar completamente el ovario. Durante este período, los médicos aconsejan no planificar un embarazo y abstenerse de tener relaciones sexuales durante 3 a 4 semanas. Este es especialmente el caso cuando se eliminó la formación de endometrioides, lo que requiere una terapia farmacológica postoperatoria.

Incluso si se extirpa uno de los ovarios, el embarazo es posible en 85 de cada 100 casos. Las fallas no formales se compensan, pero la probabilidad y el momento de la concepción son individuales y dependen del diagnóstico.

Interdicciones quirúrgicas

La operación puede estar contraindicada incluso con una amenaza para la vida y la salud del paciente. La laparoscopia de los ovarios está prohibida en los siguientes casos:

  • curso severo de enfermedades infecciosas y virales,
  • las ultimas etapas del cancer
  • reducción de la coagulación sanguínea,
  • obesidad de alto grado
  • adherencias en el peritoneo,
  • dermatitis cutánea, úlceras y otras lesiones,
  • intolerancia a los anestésicos,
  • Enfermedades del corazón y vasos sanguíneos.
  • el embarazo
  • Condición de choque.

Para los fines de esta operación, el tamaño de los quistes ováricos no debe exceder los 14 cm.

Algunas contraindicaciones no excluyen la posibilidad de otros tipos de cirugía.

Diagnósticos

Es un componente obligatorio del proceso preparatorio. Durante el examen se elige un método para tratar una patología, se determinan los riesgos de su implementación.

La lista de pruebas antes de la cirugía laparoscópica para extirpar un quiste ovárico:

  • Ultrasonido: determinando el tamaño de la educación, el grado de daño a los órganos genitales,
  • Análisis de sangre generales y bioquímicos: una imagen general del estado del cuerpo,
  • análisis general de orina y bakposev - evaluación del trabajo de los riñones, detección de infecciones,
  • Detección para la eliminación del curso de hepatitis, sífilis, VIH,
  • Biopsia de los ovarios y sus formaciones.
  • frotis ginecológico - determinación del estado de la microflora,
  • colonoscopia - examen intestinal, obligatorio antes de la laparoscopia de quistes ováricos,
  • Determinación del factor Rh y del grupo sanguíneo.
  • evaluación de la coagulación sanguínea,
  • fluorografía - la excepción de la tuberculosis,
  • determinación de los niveles hormonales,
  • Pruebas de tolerancia a los anestésicos.

La laparoscopia se puede prescribir para una biopsia; de acuerdo con el testimonio del médico, es posible continuar la operación para eliminar completamente la patología.

3-4 días antes de la intervención, es necesario ajustar la dieta. La dieta antes de la laparoscopia del quiste ovárico excluye los alimentos que promueven la hinchazón.

Para ello, abandona los refrescos, el pan, los frijoles, los guisantes, la col. En presencia de anomalías intestinales, se debe notificar al médico para recetar los medicamentos apropiados. Para el estreñimiento del día anterior al tratamiento, es recomendable tomar un enema o tomar un laxante.
La cena no debe ser anterior a 12 horas antes de la intervención. El agua limpia debe dejar de beber durante 8 horas. Durante la sed se permite humedecer los labios y enjuagar la boca. Estas reglas para prepararse para la cirugía para extirpar un quiste ovárico prevendrán las náuseas, vómitos, diarrea y estreñimiento, que a menudo ocurren durante el alta de la anestesia.

Otras reglas

Para prepararse completamente para una operación planificada para extirpar un quiste ovárico, debe cumplir con varias reglas adicionales. La mayoría de las veces, el médico tratante les notifica de su necesidad:

  • afeitarse el perineo y el pubis inmediatamente antes de la intervención,
  • rechazo de la vida sexual en 2-3 días,
  • una prohibición del uso de cualquier cosmético el día anterior a la cirugía, aplicado al estómago,
  • ducharse unas horas antes de la extirpación quirúrgica de un quiste ovárico.

Al tomar cualquier medicamento, incluidos los anticonceptivos orales, debe informarlo al médico. Antes de la intervención deben ser cancelados. Además, debe consultar con un especialista que deba llevar al hospital para la laparoscopia de los ovarios; muchas instituciones requieren ropa interior desechable, su propio conjunto de ropa y ropa de cama.

Tipos de laparoscopia

Existen varias técnicas de eliminación de patologías. Están determinados por el tipo de educación, la presencia de un proceso maligno y el daño a los órganos vecinos.
Técnicas quirúrgicas de laparoscopia:

  1. Cistectomía ovárica. Enucleación, es decir Exfoliación del quiste ovárico preservando la integridad de este último. Se prescribe para pequeñas formaciones que no dañan la cápsula del apéndice.
  2. Resección laparoscópica de quistes ováricos. Es necesario para el crecimiento de un órgano en la cavidad de un órgano, caracterizado por la eliminación parcial del apéndice.
  3. Ovariectomia Eliminación completa de la patología y del órgano afectado. Se utiliza para supuraciones, roturas, procesos malignos.

En todos estos casos, se preserva la capacidad reproductiva de la mujer, ya que La concepción es posible incluso con un solo apéndice.

Con una cirugía abdominal completa de otro tipo, es posible realizar una histerectomía: extracción completa de los órganos genitales femeninos. Esto es necesario si hay un proceso de cáncer o si existe un alto riesgo de que ocurra.

Cómo realizar una operación para extirpar el quiste ovárico formado

El tratamiento se administra en un día específico, antes del cual el paciente debe pasar por todas las etapas de preparación. Durante la laparoscopia, los quistes ováricos requieren anestesia general. Procedimiento:

  1. Introducción de sedantes e hipnóticos, luego - anestesia.
  2. Instalación de la mesa de operaciones en una posición conveniente para la implementación de todas las manipulaciones.
  3. La punción del ombligo para llenar el peritoneo con gas es necesaria para crear un espacio que facilite la implementación de la intervención.
  4. La introducción de un laparoscopio en la abertura es un dispositivo especial con una cámara y una fuente de luz.
  5. Dos pinchazos para la introducción de instrumentos médicos.
  6. Un examen a fondo de los genitales.
  7. Eliminación de la patología y / o parte del apéndice y / o todo el órgano.
  8. Compruebe que no haya sangrado.
  9. Gas de succión.
  10. Herramientas de extracción.
  11. Suturas y apósitos estériles.
  12. Compruebe el estado del paciente: respiración, frecuencia cardíaca, presión arterial.
  13. Traslado de mujeres al barrio.

Después de inspeccionar con un laparoscopio, es posible cambiar el curso de la operación: se retiran todos los instrumentos y se corta el peritoneo.

En promedio, la extirpación de un quiste ovárico por laparoscopia dura de 20 minutos a una hora y media, según el criterio del médico durante la intervención, el tiempo puede extenderse. La duración de la operación está determinada por su complejidad, el tamaño de las formaciones y su número. La cantidad de anestesia se determina según la duración de la laparoscopia del quiste ovárico. El volumen requerido de este último también está significativamente influenciado por el peso del paciente y su edad.

La esencia y ventajas de la laparoscopia en el tratamiento de quistes ováricos.

La laparoscopia es un procedimiento quirúrgico en el que las manipulaciones en los órganos internos se realizan a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal anterior. В них вводят медицинские инструменты и лапароскоп – тонкую трубку с системой линз, источником света и цифровыми матрицами, посредством которых изображение передается на экран.Gracias a esto, el cirujano puede visualizar el estado de los órganos internos y controlar claramente todas sus acciones: el equipo innovador le permite ampliar la imagen 40 veces y verla desde diferentes ángulos.

La laparoscopia se usa ampliamente en el tratamiento de enfermedades ginecológicas, incluido su uso para diagnosticar y extirpar quistes ováricos. Las principales ventajas de este método:

  • baja invasividad
  • corto periodo de rehabilitación,
  • minimizando la probabilidad de complicaciones y dolor después de la cirugía,
  • Sin cicatrices después de la intervención.

Indicaciones y contraindicaciones.

El propósito de la laparoscopia del ovario puede ser tanto la especificación del diagnóstico (determinación del tipo de neoplasma) como la extirpación directa de un quiste. Las principales indicaciones para la cirugía de cavidad quística son:

  • Quistes dermoides y endometrioides de gran tamaño.
  • Tendencia al rápido crecimiento de las neoplasias.
  • el riesgo de rotura de la cápsula o deformación del ovario,
  • la presencia de quistes en las piernas (puede causar su torsión),
  • El riesgo de transformación en una neoplasia maligna.

Los especialistas estiman que la cirugía laparoscópica para extirpar un quiste ovárico es relativamente segura y suave, pero existen ciertas contraindicaciones. Los principales son:

  • enfermedades virales o bacterianas (la cirugía es posible 30 días después de la recuperación),
  • exacerbación de patologías crónicas - asma, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial,
  • trastorno de sangrado,
  • agotamiento del cuerpo
  • la presencia de hernia abdominal,
  • obesidad severa
  • la naturaleza maligna de los tumores en los ovarios u otros órganos,
  • adherencias en la cavidad abdominal,
  • peritonitis purulenta,
  • violación de la circulación cerebral,
  • shock hemorrágico.

El embarazo no es una contraindicación para la laparoscopia.

Laparoscopia

La laparoscopia para tumores quísticos se realiza exclusivamente en condiciones estériles en el quirófano. Las principales etapas de la intervención quirúrgica:

  1. Una mujer se coloca en la mesa de operaciones. Se le administra un catéter intravenoso para administrar una solución para anestesia y otros medicamentos, así como un catéter urinario.
  2. La pared abdominal anterior se trata con una solución desinfectante.
  3. El cirujano hace tres incisiones de 0,5 a 1,5 cm de tamaño: una cerca del ombligo para el laparoscopio, dos debajo del abdomen para los instrumentos. Todos los dispositivos se introducen en la cavidad abdominal a través de trocares, conductores especiales que protegen la piel de las lesiones y facilitan el cambio de instrumentos.
  4. La cavidad abdominal está llena de dióxido de carbono. Esto es necesario para crear espacio operacional. La pared abdominal se eleva como una cúpula, y los intestinos se mueven. Esto facilita el acceso a los ovarios.
  5. Centrándose en la imagen de la pantalla, el médico realiza la extracción de un quiste.
  6. Se elimina el dióxido de carbono de la cavidad abdominal. Sobre telas con muescas en puntadas y apósitos estériles. En algunos casos, instale el drenaje.

La operación sin la fase preparatoria dura 15-60 minutos.

Tipos de operaciones

La extirpación de un quiste ovárico durante la laparoscopia se puede realizar mediante cistectomía, ooforectomía o anexectomía.

Cistectomía - quistes ováricos "de cáscara". Este método consiste en diseccionar la corteza del ovario, extirpar el tumor sin dañar la cápsula, colocarlo en un recipiente sellado y extraerlo del abdomen. En el momento del paso a través de la pared abdominal, la cápsula se abre y se vacía, por lo que se deja libremente a través de una pequeña abertura. Los pequeños vasos en los tejidos dañados del ovario se coagulan. Gracias a esta técnica, las funciones ováricas están totalmente conservadas.

Ovariectomía: extirpación completa del ovario con un quiste. Si esto implica la resección de la trompa de Falopio correspondiente, la operación se llama anexectomía. Dichas intervenciones se llevan a cabo solo en caso de un alto riesgo de degeneración oncológica de tumores, daño significativo a los tejidos del ovario, así como durante la menopausia.

Condición después de la cirugía

3-4 horas después de la laparoscopia ovárica, a una mujer se le permite pararse, pero no puede moverse ni comer mucho. Al día siguiente, se recomienda aumentar gradualmente la actividad física. Es necesario para la normalización de la peristalsis intestinal. Además, debe establecer comidas fraccionadas en pequeñas porciones. Recomendaciones dietéticas básicas:

  • Restricción de alimentos grasos, picantes, no digeribles durante 1 mes,
  • rechazo del alcohol durante 1,5 meses,
  • la prevalencia en la dieta de verduras, frutas, cereales, productos lácteos, es decir, comidas ligeras con un alto contenido de fibra y vitaminas,
  • Beber suficiente líquido.

En los primeros días después de la cirugía, pueden aparecer los siguientes síntomas desagradables:

  1. Dolor en el área de las incisiones, cuya intensidad puede variar. Se prescriben analgésicos para su alivio. Como regla general, desaparecen en 3-5 días a medida que las incisiones sanan.
  2. Malestar en todos los músculos y dolor en el hombro. Están asociados con la introducción de dióxido de carbono en la cavidad abdominal, cuyos restos se absorben lentamente en la sangre y también irritan el nervio frénico. Normalmente, la incomodidad desaparece en 2-3 días.
  3. Incremento de temperatura hasta 37 ºС. Hipertermia menor indica activación del sistema inmunológico. Puede durar de 2 a 4 días.
  4. Secreciones vaginales de carácter mucoso durante varias semanas. Ocurren debido a cambios hormonales.

Indicar el desarrollo de un proceso infeccioso después de la cirugía:

  • dolor muy severo por más de 3-5 días,
  • supuración en el área de cortes,
  • flujo vaginal de color verde amarillento o con sangre,
  • Aumento significativo de la temperatura.

Período de rehabilitación

El alta hospitalaria después de la laparoscopia para extirpar un quiste ovárico toma de 5 a 6 días. En el caso de una operación simple, una mujer ya puede recuperarse en casa durante 2 días. El regreso al trabajo saldrá en 7-14 días.

Todo el proceso de rehabilitación lleva alrededor de un mes. Durante este periodo se recomienda:

  • procesar las costuras con antisépticos prescritos por el médico, vendaje (7 días),
  • No tome un baño, no visite el baño, playa, solarium (1 mes),
  • observar la paz sexual (1 mes),
  • negarse a hacer deporte (1 mes)
  • No levante más de 3 kg (3 meses).

Si se aplicaron suturas externas utilizando material no autoabsorbible, se retiran 7 días después de la cirugía. Después de unos meses, quedan cicatrices discretas en el sitio de los cortes, que pueden eliminarse mediante el pulido con láser de la piel.

Después de la cirugía, a una mujer generalmente se le administra terapia hormonal para normalizar el fondo y prevenir la recurrencia de la formación de quistes. Si se realizó una cistectomía del quiste, la función menstrual no se ve afectada, pero puede ocurrir una falla menor en el ciclo. Se recomienda planear el embarazo en 3-6 meses después de la intervención. Se debe hacer una visita de seguimiento a un médico un mes después de la laparoscopia.

Quiste ovárico

Por sí mismo, el quiste es un crecimiento en un órgano humano en particular. El contenido de esta bolsa es muy diverso y se debe completamente a la aparición del tumor. Además, las tácticas de la corrección elegida dependen del tipo de crecimiento.

En este caso, nos centraremos en los quistes ováricos. Vienen en varias formas.

Quistes funcionales

Este tipo de tumor ocurre cuando una mujer no ovula. Puede haber muchas razones diferentes para esto. El folículo con una célula de huevo preparada para su liberación crece y aumenta de tamaño, pero no estalla y no ovula. Un ovario agrandado demasiado grande puede llamarse quiste folicular. Tales quistes no representan ninguna amenaza para la vida y la salud del paciente, por supuesto, si este fenómeno no se repite con regularidad.

Este tipo de educación no suele requerir tratamiento y desaparece por sí solo con la llegada de un nuevo ciclo de mujeres. En algunos casos, el médico ve la necesidad de la cita de corrección hormonal.

Otra cosa, si aparecen quistes foliculares mensuales. Y una entidad no tiene tiempo para disolverse completamente, ya que otra ya aparece junto a ella. Este fenómeno se llama poliquístico, debe ser tratado. Típicamente, este método se utiliza por laparoscopia. El médico hace muescas en los ovarios para que el óvulo pueda abandonar fácilmente su lugar de residencia. El pronóstico de este tratamiento es muy favorable. Después de él, una mujer se queda embarazada fácilmente y tiene un hijo sano.

Quistes luteales

Este tipo de tumor aparece cuando tuvo lugar la ovulación, y la célula de huevo dejó su lugar de larga estancia. Después de eso, en lugar del folículo co-folicular, se forma un nuevo cuerpo llamado "amarillo". Que secreta la hormona necesaria para el desarrollo del embarazo y su progresión normal.

A menudo, el tamaño de una bolsa de este tipo supera la norma, especialmente a menudo esto ocurre durante la fertilización. No te preocupes y entra en pánico. Aproximadamente al tercer mes de embarazo, el propio cuerpo lúteo se contrae y transfiere su función más importante a un nuevo órgano, la placenta.

La presencia de quiste luteal no indica necesariamente la aparición del embarazo. En ciclos con fertilización fallida, también pueden crecer grandes sacos del cuerpo lúteo. Desaparecen con el inicio del nuevo ciclo menstrual y no requieren intervención médica. Los quistes luteales no representan ninguna amenaza para la vida y la salud del cuerpo femenino. A pesar de las desviaciones de la norma en tamaño, pueden aparecer casi mensualmente, bajo la influencia de una gran producción de progesterona por los ovarios femeninos. No hay nada terrible en esto, tal situación no requiere ninguna corrección. El propio cuerpo hace frente al gran crecimiento aparecido y con el tiempo se deshace de él.

Quistes no funcionales

Este tipo de enfermedad tumoral es mucho menos común que los crecimientos funcionales. También se le llama endometrioma ovárico. Este tumor ocurre cuando una mujer tiene una enfermedad hormonal como la endometriosis.

Los síntomas de esta patología son muy borrosos. La enfermedad puede progresar durante muchos años y desarrollarse en el cuerpo de una mujer, pero no para darse a conocer. Como regla general, los endometriomas ya se encuentran en las últimas etapas del desarrollo del proceso patológico. Si ha encontrado este quiste, sepa que no es el primer día que una enfermedad tan insidiosa como la endometriosis vive en su cuerpo.

Este tipo de tumor definitivamente requiere corrección médica. La extirpación quirúrgica de un quiste ovárico endometrioide suele ser necesaria. La laparoscopia es apropiada en este caso. Bajo anestesia general, el médico crea pequeñas incisiones en la cavidad abdominal y extrae una formación patológica.

Muy a menudo surge una pregunta controvertida: "¿Quiste ovárico: cirugía o laparoscopia?" No hay una respuesta definitiva a esto. Es necesario considerar cada situación por separado. Y luego tomar la decisión correcta.

La laparoscopia de un quiste ovárico endometrioide generalmente da un pronóstico bastante favorable. Después del tratamiento, una mujer puede levantarse en unas pocas horas y en una semana puede volver a su estilo de vida habitual.

Este tipo de neoplasia se encuentra con mayor frecuencia en las niñas durante la edad de transición y la pubertad. Esto se explica por el hecho de que tales sacos de quistes dermoides se originan en el útero, cuando la niña aún es un embrión. Bajo la influencia de ciertos factores, existen ciertos trastornos en la formación de los órganos genitales y las células madre se asientan en los ovarios. Es por eso que en este tipo de quistes puedes encontrar una variedad de componentes. Esto suele ser pelo o uñas, dientes o fragmentos de huesos.

Tal tumor benigno hasta que la pubertad casi no crece. Considerando que, bajo la acción de las hormonas que se han desarrollado y en relación con el desarrollo de los genitales, comienza a aumentar. Es entonces cuando se encuentran la mayoría de los quistes dermoides.

Tales crecimientos necesariamente requieren corrección médica. La laparoscopia de un quiste ovárico dermoide se realiza bajo anestesia general. Durante la operación, la mujer duerme y no siente nada. El cirujano, con la ayuda de instrumentos especiales reducidos, manipuladores, elimina la formación patológica. Después del procedimiento, llamado laparoscopia del quiste ovárico, el período postoperatorio es bastante rápido. Una mujer después de un rato puede ponerse de pie.

Por sí misma, la laparoscopia de los quistes ováricos solo tiene retroalimentación positiva. El procedimiento para su implementación es bastante bajo y suave.

Este tipo de neoplasia aparece como tipos de tumores dermoides. De manera similar, en el útero, ya se pueden establecer los rudimentos de los quistes parovariales. Como en los casos anteriores, este tipo de formación requiere laparoscopia de un quiste ovárico. En este caso, el hospital se realiza de acuerdo con todas las reglas descritas en el Código de Trabajo.

La preferencia por el tratamiento de los quistes parovariales siempre se da a un método como la laparoscopia de los quistes ováricos. Después de la operación, se requiere bastante tiempo para restaurar el cuerpo.

Absolutamente exactamente este tipo de quiste es el más peligroso. Las mujeres siempre tienen miedo de escuchar un diagnóstico similar de un médico. Si se encuentra una patología similar, es necesaria una laparoscopia urgente: extirpación de un quiste ovárico. La operación se realiza bajo anestesia general, de modo que el paciente no experimente el menor dolor. Después de la laparoscopia, los quistes ováricos requieren cursos de quimioterapia, ya que el carcinoma es un tumor maligno.

El pronóstico del estado de salud futuro en este caso depende completamente de la etapa del desarrollo de la enfermedad. En este sentido, al realizar un diagnóstico de este tipo, es necesario comenzar de inmediato el tratamiento. En este caso, hay todas las posibilidades de un resultado exitoso de los eventos.

Entonces, ¿cuál debe ser el tratamiento general cuando se realiza un tratamiento de diagnóstico (quiste ovárico)? La laparoscopia no siempre se selecciona. Dependiendo del tipo de educación, ubicación y tamaño, se pueden elegir los métodos de tratamiento conservador y las llamadas "tácticas de espera". Con este método, el médico realiza un seguimiento cuidadoso del desarrollo y crecimiento del saco patológico. Si no le da interferencia a su amante en el mantenimiento de un estilo de vida normal, entonces se puede tomar la decisión de cancelar la operación.

Hay un cierto grupo de mujeres que probablemente están esperando la laparoscopia. La extirpación de un quiste ovárico ha llevado a los científicos a concluir que ciertos grupos de mujeres tienen mayor riesgo de desarrollar tumores.

Factores de riesgo

  • Fallas constantes del ciclo menstrual.
  • El inicio temprano de la actividad sexual y la llegada temprana de los primeros períodos menstruales.
  • Diversas enfermedades de la tiroides y trastornos metabólicos.
  • Enfermedades hormonales y disfunciones de la glándula pituitaria.
  • Aborto frecuente y legrado diagnóstico de la capa muscular del útero.
  • La presencia de erosiones u otras enfermedades del cuello uterino.
  • Enfermedades infecciosas e inflamatorias de la esfera urogenital femenina.
  • Estilo de vida incorrecto, fumar o consumir drogas.

¿Cómo determinar si una mujer tiene un quiste ovárico? ¿Necesita laparoscopia o la salud sexual es normal? Hay una serie de síntomas que deberían alertar a cualquier mujer.

  • En presencia en el cuerpo femenino de una variedad de formaciones patológicas pueden ser trastornos menstruales, aumento de la menstruación, o, por el contrario, su larga demora.
  • Además, con las neoplasias más grandes, puede haber un dolor por tirar o desgarrar en la parte inferior del abdomen.
  • Presión desagradable sobre las relaciones sexuales.
  • El aumento en el volumen de la cavidad abdominal en la ubicación del quiste.
  • Aumento de la temperatura en ausencia de otros signos de resfriados o infecciones.

Complicaciones

Estas u otras complicaciones pueden ser causadas por casi cualquier quiste ovárico ignorado. La laparoscopia en este caso suele ser el único tratamiento.

El más frecuente de estos es la torsión de las piernas, en la que crece el quiste. Con este fenómeno, las mujeres experimentan fuertes dolores paroxísticos, disminuyendo la presión arterial. Se puede observar blanqueo de la piel o incluso desmayos. Se producen vómitos severos o diarrea. Es difícil no darle importancia a tal complicación. Cuando ocurra, debe consultar inmediatamente a un médico y hospitalizarlo. Posteriormente se realiza una laparoscopia: extirpación de un quiste ovárico.

Otra complicación que ocurre con mayor frecuencia es la ruptura de las paredes del tumor con la posterior descarga de su contenido en la cavidad abdominal. Al mismo tiempo, la salud de la mujer se deteriora bruscamente, aparecen caídas de presión, debilidad y mareos. Tal complicación puede ser fatal si no toma medidas a tiempo. Con él, se debe extirpar un quiste ovárico. La laparoscopia no es una operación terrible, mucho peor que las consecuencias a las que puede conducir un quiste roto. Es cierto que si se trata de peritonitis, en este caso se requiere una cirugía abdominal completa.

Metodos de tratamiento

Бесспорно, что только врач может назначить правильную терапию и выбрать дальнейшую тактику действий. Dependiendo del tipo de educación y su tamaño, se prescribe un cierto tipo de tratamiento.

Los quistes funcionales no requieren ningún tratamiento, pasan por sí mismos. Pero, al igual que para otros, es necesaria la observación de tales tumores. Por lo general, el médico le da al paciente aproximadamente tres meses para la desaparición independiente del quiste. En algunos casos, se puede prescribir la corrección hormonal.

Los quistes no funcionales nunca pasarán, siempre requieren intervención médica. Formaciones tales como el carcinoma, el quiste dermoide y el endometrioma requieren una intervención quirúrgica obligatoria, de lo contrario pueden tener consecuencias irreparables. Después de la extirpación de tales tumores, al paciente se le prescribe terapia hormonal y antibacteriana, así como medicamentos para la recuperación general del cuerpo.

Los tumores benignos del tipo de quistes parovariales generalmente requieren observación durante varios meses. Y ya sobre la base de dicha encuesta, se toma una decisión acerca de la necesidad de una operación.

Para el tratamiento quirúrgico de varios tipos de quistes, se utilizan dos métodos: la laparotomía y la laparoscopia. Por supuesto, el tipo de cirugía abdominal es más traumático para el cuerpo femenino y causa muchas complicaciones en el futuro. La laparoscopia del quiste ovárico es mucho más fácil, la retroalimentación sobre esta operación solo puede ser positiva.

Durante la laparoscopia, el cirujano inserta una cámara de video microscópica en la cavidad abdominal del paciente. Es con su ayuda que la imagen se muestra en la pantalla grande, y el médico ve todos los órganos internos de la mujer. Luego, cree dos cortes de tamaño mínimo, y luego a través de ellos se introducen los manipuladores: herramientas para la operación. Por lo tanto, el paciente no causa incisiones traumáticas y no daña los músculos de la cavidad abdominal.

En conclusión

Debe decirse que para cualquier queja y sospecha sobre la presencia de un tipo particular de quiste, es necesario consultar a un médico para el diagnóstico y la elección del tratamiento. No debe ejecutar dicho estado y provocar complicaciones, ya que sus consecuencias pueden ser completamente impredecibles. Cuida tu salud!

Preparación de laparoscopia ovárica

En 2-3 días, el paciente realiza una serie de procedimientos preparatorios. Es necesario seguir una dieta antes de realizar la laparoscopia de un quiste ovárico, esto incluye el rechazo de productos que aumentan la formación de gases en el intestino:

  • agua carbonatada
  • Legumbres: Guisantes, Frijoles, Garbanzos,
  • productos ricos
  • espárragos, repollo, maíz,
  • uvas, manzanas, peras, higos,
  • Frutos secos: ciruelas, albaricoques secos.

Las comidas deben incluir alimentos al vapor: cereales, papas, carnes magras, así como productos lácteos, pan ligeramente seco y verduras. El último uso de alimentos en la víspera antes de las 18: 00–19: 00. Se permite recibir agua mineral sin gas. Para eliminar las masas fecales del intestino, se realiza un enema de limpieza.

Lista de pruebas de laparoscopia

Un requisito previo antes de cualquier operación es la prueba y el diagnóstico instrumental. Esto es necesario para evaluar el estado del paciente, calcular las posibles complicaciones en el período postoperatorio, seleccionar la fecha, teniendo en cuenta el ciclo menstrual.

  • análisis de sangre clínico, bioquímico, para azúcar, para RW,
  • Instalación de grupo sanguíneo y rhesus.
  • análisis de orina
  • coagulograma
  • Análisis del frotis vaginal sobre el grado de pureza.

Después de realizar el diagnóstico de laboratorio y el examen de un anestesiólogo, se prescribe la laparoscopia de rutina, que se realiza en la primera fase del ciclo menstrual a los 6 a 7 días después de la menstruación.

Extirpación del ovario durante la laparoscopia.

A veces, la exfoliación de un quiste es imposible debido al daño completo del tejido ovárico, los quistes múltiples y la disfunción del apéndice. Los ginecólogos hacen una elección a favor de la ooforectomía.

La cirugía puede ser parcial o completa.

La preservación de órganos (parcial) está indicada para quistes funcionales en mujeres en edad reproductiva. Total (completo) en quistes, especialmente si existe un riesgo de proceso maligno. Durante la operación, la instrumentación quirúrgica se apodera del ovario y corta el ligamento de retención, los vasos sanguíneos y los nervios. En el proceso de escisión coagular los vasos sanguíneos.

Con la participación de las trompas de Falopio en el proceso inflamatorio, la presencia de adherencias con el ovario y la endometriosis difícil de controlar, se muestra una operación para extirpar el apéndice con la trompa de Falopio (adnexectomía).

Rehabilitación tras laparoscopia de quistes ováricos.

La recuperación después de la intervención laparoscópica es mucho más rápida que después de la cirugía laparotómica, por lo tanto, el cumplimiento del tratamiento hospitalario y la implementación de recomendaciones ayudarán a acelerar el proceso de curación.

Modo de poder

Después de 6 a 8 horas, se permiten alimentos líquidos y tibios en pequeñas porciones. Dieta ahorradora recomendada, incluyendo alimentos fácilmente digeribles:

  • Las verduras guisadas son altas en fibra, con la excepción de las legumbres,
  • Porridges al vapor: trigo sarraceno, harina de avena, mijo, trigo,
  • Bebidas sin gas: zumo, compota de frutas,
  • sopas de verduras,
  • Variedades de pescado y carne con bajo contenido de grasa: pelengas, lemonema, carne de res, pavo,
  • Productos lácteos fermentados: kéfir, ryazhenka, requesón.

Condición obligatoria: cumplimiento con el régimen de consumo, la cantidad de líquido consumido a razón de 30 ml por kilogramo de peso. El agua contribuye a la formación de masas fecales de consistencia blanda.

Estancia hospitalaria

Con una dinámica positiva, el alta hospitalaria se proporciona para el día 3-5. La lista de enfermos después de la laparoscopia promedia de 10 a 14 días.

Restauración de la casa: después de tratar un quiste ovárico, una mujer se somete a exámenes con regularidad, cuando se encuentra dolor en el área suprapúbica, hipertermia, malestar y flujo blanco abundante, es necesario acudir a la clínica.

Fin del periodo de recuperación.

La recuperación final del cuerpo después de 2 a 6 semanas después de la cirugía: el paciente se siente satisfecho, no hay queja, según los resultados del diagnóstico por ultrasonido no hay desviaciones.

Después de la laparoscopia con quistes exfoliantes, la menstruación generalmente no se retrasa, se permite un ligero retraso, seguido de un sangrado escaso. Los próximos 2-3 meses, el ciclo se restablece.

Embarazo después de la extracción

El intervalo de tiempo después del cual puede quedar embarazada depende de la enfermedad subyacente, en función de la cual se realizó la operación. Si una mujer ha sido sometida a enucleación, eliminación de adherencias, entonces se permite el embarazo después de la extirpación de un quiste ovárico en 1 a 6 meses.

Si ha habido una operación para un cistoma complicado, endometriosis, un proceso extenso de adherencias, es recomendable que la pareja se abstenga de la concepción durante 5-6 meses. El cuerpo femenino necesita recuperarse completamente con la ayuda de medicamentos hormonales.

El rompimiento de un quiste ovárico es bien tolerado por los pacientes, tiene una serie de características y beneficios. Después de una intervención mínimamente invasiva, las mujeres en edad fértil tienen la oportunidad de quedar embarazadas y tener un bebé sano.

Recomendaciones importantes de expertos.

El paciente debe seguir las recomendaciones del ginecólogo:

  • Sexo después de la laparoscopia no antes de los 28 a 30 días, se permiten las opciones de coito oral,
  • Puede practicar deportes después de un accidente durante 4 a 5 semanas, comenzando con un esfuerzo físico ligero,
  • El alcohol después de la laparoscopia está prohibido por 21-30 días,
  • el levantamiento de pesas (más de 4 kg) está prohibido, especialmente por movimientos bruscos y sacudidas,
  • Es recomendable posponer viajes a largas distancias.
  • Se excluye la visita a lugares públicos: playa, piscina, sauna, baño,
  • Las primeras 2 semanas de baño en la ducha.
  • Los pacientes propensos a la trombosis usan ropa interior elástica especial.

La laparoscopia es un método progresivo para eliminar las formaciones no deseadas de los órganos genitales internos femeninos. El acceso suave deja cicatrices en la piel apenas visibles, y el trabajo preciso con instrumentos quirúrgicos no conduce a adherencias. La cirugía laparoscópica se puede realizar en pacientes de cualquier edad.

Indicaciones para cirugía mínimamente invasiva.

La extirpación de un quiste ovárico por abordaje laparoscópico se realiza en tales situaciones:

  • La falta de efecto del tratamiento de retención de quistes ováricos (foliculares o luteales). En el 80% de los casos, estas formaciones regresan espontáneamente en 3 meses. Si la enfermedad progresa, y durante el período especificado, el quiste ha disminuido menos de dos veces, o no se ha tratado en absoluto, se indica su extirpación.
  • Detección de un quiste paraovarial u otro ovario en crecimiento. Estas formaciones no se tratan de forma conservadora y no desaparecen espontáneamente. Usted puede deshacerse de la enfermedad sólo a través de la cirugía,

El quiste paraovariano del ovario no se trata con medicamentos, para eliminar dicha formación puede ser el acceso laparoscópico.

  • Detección de tamaños de quistes ováricos dermoides progresivos a partir de 3 cm. Tal formación puede crecer casi infinitamente. El tratamiento conservador no es susceptible, muestra la eliminación obligatoria,
  • La falta de efecto del tratamiento de los quistes endometrioides o el rápido crecimiento de la educación,
  • Infertilidad en el contexto de la patología ovárica,
  • Sospecha de tumor maligno.
  • El desarrollo de complicaciones: quistes de torsión, rotura de cápsula, infección,
  • Detección primaria de cualquier formación ovárica en la menopausia.

La cirugía laparoscópica es posible con un tamaño de educación de hasta 10-12 cm (en presencia de equipos modernos, hasta 15-17 cm). Cuando se detecta un quiste gigante, se plantea la cuestión de una laparotomía.

Si una mujer tiene un quiste grande, entonces la laparoscopia en esta situación es imposible, su extirpación se realiza de forma laparotómica.

Contraindicaciones para la intervención laparoscópica.

Un procedimiento mínimamente invasivo no se lleva a cabo en tales circunstancias:

  • Obesidad grado III-IV. Una gran capa de grasa subcutánea no permite ingresar al instrumento y realizar las manipulaciones necesarias,
  • Adhesiones pronunciadas después de operaciones previas en los órganos pélvicos,
  • Peritonitis difusa (inflamación del peritoneo) - una consecuencia de la ruptura de un quiste o su supuración,
  • Embarazo tardío.

En estas situaciones, se muestra la cirugía abdominal con la apertura de la cavidad abdominal.

Existen contraindicaciones relativas a la laparoscopia:

  • Patología del corazón y vasos sanguíneos en la etapa de descompensación,
  • Insuficiencia renal y hepática.
  • Trastornos de la coagulación de la sangre, no susceptibles de corrección,
  • Estado de shock
  • Agotamiento severo (caquexia)
  • Enfermedades infecciosas agudas.

Si tales estados son revelados, se muestra su corrección. La operación se retrasa hasta la restauración de las funciones del cuerpo.

Una de las contraindicaciones para la cirugía de laparoscopia es un fuerte agotamiento del cuerpo (caquexia).

Técnica de extirpación laparoscópica de quistes ováricos.

  1. Traslado del paciente a la posición de Trendelenburg. La cabecera de la mesa se inclina hacia abajo. El intestino se desplaza al diafragma y da acceso a los órganos pélvicos,
  2. Tratamiento del campo quirúrgico con soluciones antisépticas.
  3. Pinchar la cavidad abdominal y rellenarla con dióxido de carbono. Esta táctica ayuda a aumentar la distancia entre los órganos internos y hacer espacio para las manipulaciones.
  4. Introducción a la punción de un laparoscopio: una herramienta con una cámara y una fuente de luz. El laparoscopio avanza a los ovarios,
  5. Creando pinchazos en el costado del abdomen y la introducción de manipuladores. Realizado bajo control de video,
  6. En la laparoscopia diagnóstica, el médico examina el órgano y da su conclusión. Si se detecta un quiste ovárico, la operación se puede transferir al tratamiento y la formación se eliminará de inmediato. En presencia de adherencias, se dobla el equipo laparoscópico y se realiza una abertura abdominal (laparotomía).
  7. Extracción de un quiste u ovario
  8. Detener el sangrado,
  9. Extracción de herramientas y eliminación de dióxido de carbono.
  10. Apósito de sutura y punción.

Gracias al laparoscopio, durante la cirugía, se minimiza el daño a los órganos abdominales, ya que el médico lo ve todo en la pantalla.

Puede ver en detalle cómo se realiza la cirugía laparoscópica con un quiste ovárico en el video. Se muestra la eliminación de un quiste folicular roto (izquierda) y dermoide (derecha):

El volumen de intervención quirúrgica se determina durante la operación:

  • Cistectomía - tratamiento de quistes. Se realiza con tejido ovárico intacto y sin signos de malignidad. Recomendado para mujeres en edad reproductiva y adolescentes. El costo promedio - 25 mil rublos,
  • Resección ovárica: extirpación de una pequeña parte del órgano junto con un quiste. Se realiza si una parte del ovario es funcional y no está afectada por el proceso patológico. El precio en las clínicas de Moscú - 18-22 mil rublos,
  • Ovariectomía: extirpación del ovario con un quiste. Está indicado para cambios marcados en los tejidos del órgano (necrosis, reemplazo por tejido conectivo). A menudo se celebra en la menopausia. Costo - a partir de 20 mil rublos,
  • Adnexectomía: extirpación de un quiste, ovario y trompa de Falopio. Se realiza en caso de enfermedad grave, el proceso se propaga a los órganos vecinos y se detecta cáncer. Precio - a partir de 18 mil de rublos.

La laparoscopia del quiste del ovario derecho e izquierdo es la misma. No hay diferencias en la técnica de ejecución, duración y volumen de las manipulaciones.

La siguiente fotografía muestra una de las etapas de la laparoscopia con un quiste ovárico endometrioide:

La siguiente foto muestra esquemáticamente el curso de la extirpación laparoscópica de un quiste ovárico:

La extirpación de un ovario no afecta la salud reproductiva de las mujeres. El segundo ovario hace frente completamente a su tarea y puede funcionar completamente hasta el inicio de la menopausia natural. Después de la ovariectomía, con apéndices conservados en el lado opuesto, una mujer puede concebir, tener y dar a luz a un niño.

Observación en el postoperatorio.

Después de completar la laparoscopia, la mujer sale de la anestesia y es trasladada a la sala. En estado grave, el paciente se transfiere a la unidad de cuidados intensivos, pero después de una intervención mínimamente invasiva, rara vez surge la necesidad de tal medida.

En las primeras horas después de la operación, la mujer se encuentra en la sala, después de lo cual comienza a sentarse, levantarse y caminar. El paciente comienza a moverse rápidamente, porque no hay grandes cortes ni dolor. Al final del primer día se permite tomar alimentos líquidos. Al restaurar el trabajo intestinal, la mujer es transferida a una dieta escasa.

Principios de nutrición después de la cirugía laparoscópica:

  • Se recomienda abstenerse de alimentos que causen la formación de gases en los intestinos. Algunas verduras (col) y frutas (uvas), legumbres, pasteles frescos, pan negro,

Después de la cirugía, no puede comer alimentos que causen hinchazón.

  • La comida se cuece al vapor, en horno o hervida. No debe comer alimentos fritos,
  • Practicar comidas frecuentes de división - 5-6 veces al día,
  • Se recomienda beber hasta 1.5-2 litros de líquido por día. Se permiten bebidas de frutos del bosque, compotas de frutas, infusiones. Prohibido bebidas carbonatadas, café, té negro.

La recuperación después de la extirpación laparoscópica de un quiste ovárico toma alrededor de 5 a 7 días. En el día 3-6 el paciente es dado de alta a casa. La duración de la estadía en el hospital depende del estado de la mujer y del curso del postoperatorio.

Se emite una lista de enfermos después de la laparoscopia durante 7-14 días. Al final de este período, una mujer puede volver a la vida habitual con algunas restricciones.

En las primeras 2-4 semanas después de la cirugía está prohibido:

  • Llevar una vida sexual
  • Levantar objetos pesados ​​(más de 3 kg),
  • Hacer deporte,
  • Para visitar la sauna y solarium,
  • Practica cualquier tratamiento de calor.
  • Toma un baño (puedes usar la ducha),
  • Visita a la piscina y la playa.

Un mes después de la cirugía, una mujer debe abandonar un tipo diferente de procedimientos térmicos, deportes y esfuerzo físico intenso.

El cuidado de las suturas postoperatorias comienza el primer día después de la cirugía. Los sitios de punción se tratan con antisépticos. Un vendaje de gasa estéril se aplica sobre la parte superior. Las puntadas y los apósitos se cambian a diario. Durante la manipulación, el médico examina cuidadosamente la herida. Normalmente, la curación debe realizarse sin edema marcado y signos de inflamación (aparición de pus, divergencia de la costura).

Los puntos se retiran en el día 5-7. Si se usó un material de sutura no removible durante la operación, las suturas se disuelven independientemente en una semana. Los puntos se retiran en la clínica prenatal o en el hospital ginecológico.

El monitoreo postoperatorio también incluye:

  • Seguimiento diario de la temperatura corporal. Un ligero aumento de temperatura a 37.5 grados en los primeros tres días después de la cirugía,
  • Medición de la presión arterial
  • Valoración del pulso y la frecuencia respiratoria.
  • Control de la micción. Si el paciente no puede vaciar la vejiga solo, se le realiza un cateterismo,
  • Control del intestino. Cuando el estreñimiento muestra enema de limpieza.

Después del alta hospitalaria, el paciente queda bajo la supervisión de la clínica prenatal del médico. Se realiza una ecografía de seguimiento después de 1, 3 y 6 meses, y luego cada seis meses.

Después del alta hospitalaria, la mujer debe ser supervisada por su ginecólogo, donde se encuentra sometida a pruebas de ultrasonido.

  • Физиолечение для стимуляции кровотока в органах таза,
  • Прием рассасывающих препаратов для профилактики образования спаек,
  • Защита от нежелательной беременности комбинированными оральными контрацептивами.

El ciclo menstrual se restaura un mes después de la cirugía. Posible retraso de hasta 1-2 semanas. Puede planificar un embarazo de 3 a 6 meses después de la extirpación de un quiste. Antes de concebir un hijo, es necesario someterse a un chequeo en un ginecólogo y realizar una ecografía. Con un período postoperatorio exitoso, las mujeres generalmente no tienen problemas con el inicio del embarazo.

Comentarios de mujeres en ovarios laparoscópicos

Comentarios de mujeres sometidas a cirugía, en su mayoría positivas. La mayoría notó una recuperación rápida después del procedimiento y la oportunidad de volver a la vida normal después de 2-3 semanas. Las mujeres que se han sometido a una cirugía abdominal en el pasado y tienen la oportunidad de comparar, hablan especialmente bien de la laparoscopia. En contraste, todas las ventajas de la intervención mínimamente invasiva se hacen evidentes.

De la práctica de un ginecólogo.

Una mujer de 22 años fue operada por un quiste endometrioide del ovario izquierdo. La patología fue encontrada hace seis meses. La terapia conservadora no tuvo efecto. Se planificó una cirugía laparoscópica: cistectomía (extirpación del quiste). Toda la manipulación duró 39 minutos. La paciente dice que no sintió nada durante las operaciones, le pareció que no había pasado más de un minuto. Después de la laparoscopia, la mujer estuvo en una unidad de cuidados intensivos durante algún tiempo, pero el mismo día fue trasladada a la sala general. Dio de alta al séptimo día. Los puntos de sutura se resolvieron y en el décimo día fueron casi imperceptibles.

Anna, 28 años. Se sometió a dos operaciones laparoscópicas para un quiste dermoide en ambos ovarios. La operación en sí no recuerda, dijo que todo salió bien. Dado de alta el 6º día después de la cirugía. Señala que todo salió bien, y solo en lugar de un pinchazo había una cicatriz en bruto. Los ginecólogos comentan que, después de la laparoscopia, tal fenómeno es raro y, con mayor frecuencia, las punciones sanan prácticamente sin dejar rastro.

La cicatriz severa después de la laparoscopia es una rareza.

Preguntas frecuentes

Lo que preocupa a las mujeres que deciden la extirpación laparoscópica de un quiste ovárico.

¿En qué día del ciclo se realiza laparoscopia?

La operación se planea en el día 5-7 del ciclo, después de la finalización de la menstruación. La laparoscopia de emergencia se realiza en cualquier momento.

¿Puedo hacer laparoscopia durante la menstruación?

No se recomienda. Si el momento de una operación planificada coincide con la menstruación, el médico puede prescribir medicamentos que retrasen la aparición del sangrado. Mensual vienen después de la laparoscopia.

¿Cuánto tiempo dura la cirugía?

En promedio, la laparoscopia dura de 30 minutos a una hora. Ningún cirujano le dirá la hora exacta, todo depende de la extensión de la intervención, el estado de los órganos internos y la presencia de adherencias.

¿Dónde es mejor realizar una cirugía laparoscópica, en un hospital público o en un centro privado?

Todo depende de las calificaciones del médico y del equipo disponible, y no del estado de la clínica. Una mujer tiene derecho a elegir el lugar de la operación por su cuenta.

¿Es posible entender antes de una cirugía si es un quiste o un cáncer?

No, no funcionará. Se puede hacer un diagnóstico preciso solo después de un examen histológico de un tumor extirpado.

Pin
Send
Share
Send
Send