Higiene

Supositorios vaginales antiinflamatorios en ginecología: una revisión de fármacos

Pin
Send
Share
Send
Send


Una de las causas más comunes de las mujeres que acuden a un ginecólogo es la inflamación de los órganos genitales femeninos. Después de establecer la enfermedad, el médico puede prescribir un supositorio de amplio espectro. Según el tipo de patología y las características individuales del cuerpo femenino, se recetan agentes rectales o vaginales.

¿Qué son los supositorios vaginales y rectales?

Las velas ginecológicas, estos supositorios son una forma de agentes terapéuticos que tienen un efecto local. Por sus propiedades, estas drogas son muy diferentes de otras drogas. Bajo condiciones de temperatura ambiente, no cambian su consistencia, pero cuando entran en contacto con el cuerpo, se derriten. Las velas antiinflamatorias en ginecología se usan para tratar muchas enfermedades asociadas con el sistema urogenital.

Medios como las velas se inyectan en el recto o en la vagina. Las preparaciones rectales tienen la forma de un cilindro o cono con un extremo redondeado. Tienen un efecto local y general debido a su capacidad de alta capacidad de absorción a través del recto. Los supositorios vaginales pueden ser ovoides, esféricos o planos, redondos. El ginecólogo prescribe dichos medicamentos para diversas enfermedades de los órganos genitales femeninos, incluida la erosión cervical, procesos inflamatorios, hongos u otras infecciones.

¿Cuáles son las ventajas de las velas antiinflamatorias?

El uso de supositorios antiinflamatorios rectales y vaginales ayuda en el tratamiento de muchas patologías. Esta alta demanda de drogas de este tipo se debe a las múltiples ventajas de las velas. Las ventajas significativas de esta forma de dosificación son:

  • Facilidad de uso, administración indolora,
  • falta de un efecto negativo en los órganos del tracto digestivo (los componentes medicinales se absorben directamente en la sangre, evitando el ingreso en el tracto digestivo),
  • el número mínimo de efectos secundarios
  • rindiendo no solo acción antiinflamatoria, sino también antiséptica,
  • riesgo mínimo de alergias después de usar velas,
  • Acción rápida (sustancias activas entran en la sangre después de una hora de uso).

¿En qué enfermedades se prescriben supositorios vaginales antiinflamatorios y supositorios rectales?

Solo un médico puede seleccionar un medicamento adecuado en ginecología, según los resultados del diagnóstico. El médico determina no solo los métodos terapéuticos tópicos, sino que también establece la duración del tratamiento. Para mejorar la efectividad de los supositorios, además del tratamiento de diversas enfermedades de ginecología, se pueden prescribir antibióticos, inyecciones, duchas.

Preparaciones para la cistitis en mujeres.

Esta enfermedad se caracteriza por la inflamación, que se lleva a cabo en la membrana mucosa de la vejiga. Los principales síntomas de la cistitis son dolor y ardor al orinar, ganas frecuentes de visitar el baño. La patología puede ser consecuencia de un resfriado y puede ocurrir en una de dos formas: crónica o aguda. Para el tratamiento de la cistitis se utilizan velas antiinflamatorias en ginecología.

Si una mujer no comienza a tratar la enfermedad en la etapa inicial, debido a que la cistitis se ha agravado, el médico prescribe el uso de supositorios antibacterianos, por ejemplo:

  • Betadine
  • Hexicon
  • velas de sintomicina,
  • velas con costras,
  • Macmiror

Los casos menos graves se tratan de manera efectiva con medicamentos antiinflamatorios homeopáticos. La composición de los supositorios puede incluir celidonia, manzanilla, corteza de roble, belladona, propóleos y otros componentes de la planta. Dichas velas para la cistitis pueden aliviar rápidamente la inflamación, además, combaten activamente las bacterias patógenas y rara vez producen efectos secundarios.

Velas para la inflamación de los órganos femeninos.

En ginecología las velas son ampliamente utilizadas para la inflamación de los apéndices con acción antiinflamatoria. A menudo se prescriben como un elemento constitutivo de la terapia compleja de la anexitis. Además, existen supositorios vaginales antiinflamatorios para el tratamiento del útero y otros órganos pélvicos. Estas herramientas ayudan a aliviar rápidamente el dolor, ardor, picazón y aumentan las propiedades protectoras del cuerpo femenino. El efecto de los supositorios antiinflamatorios en la ginecología es comparable al tratamiento con inyección, ya que los componentes de ambas formas de fármacos entran rápidamente en la sangre.

Un médico sobre la base de la anamnesis y los resultados del examen puede prescribir tales supositorios para la inflamación en ginecología:

  • Dalacin,
  • Terzhinan
  • Bifonorma
  • Movalis,
  • Polygynax
  • Lactonorm,
  • Evkalimin,
  • Indometacina.

Los remedios no menos populares para el tratamiento de los ovarios y otros órganos genitales femeninos son las velas antiinflamatorias no esteroides, que pueden reducir la temperatura corporal y anestesiar eficazmente. Las más comunes entre estas drogas son:

Velas vaginales del tordo

Uno de los problemas ginecológicos femeninos más urgentes es la candidiasis bucal. Esta enfermedad se caracteriza por una infección micótica de los órganos genitales internos y externos, y causa graves molestias a las mujeres. Las medidas terapéuticas incluyen el uso de agentes antifúngicos. Los supositorios vaginales efectivamente ayudan a aliviar los síntomas de la candidiasis bucal, destruyen las infecciones por hongos. Los siguientes son los nombres de las velas más efectivas para esta enfermedad:

  • Nistatina
  • Zalain o Sertaconazol,
  • Miconazol
  • Econazol
  • Clotrimazol,
  • Metronidazol,
  • Irunin,
  • Macmiror

Velas para la endometriosis

Con esta enfermedad, los supositorios antiinflamatorios se prescriben extremadamente raramente, ya que se caracteriza por una descarga intensa (sangrado inter y menstrual). Como resultado, los ingredientes activos se eliminan de la vagina, donde se colocó la cápsula, y el efecto terapéutico positivo no tiene tiempo de manifestarse. En ciertos casos, sin embargo, los ginecólogos prescriben supositorios rectales para el alivio del dolor y para la terapia antiadhesiva. Con la endometriosis, puede utilizar estas velas:

  • Diklovit (equivalente barato - Diclofenaco),
  • Anuzole
  • Indometacina,
  • Viferon.

Indicaciones de uso

El alcance de este tipo de medicamentos es bastante amplio. Se pueden utilizar en el tratamiento de las siguientes enfermedades:

  • quistes y poliquisticos
  • anexitis
  • endometritis y endometriosis,
  • Erosión cervical, endocervit y exocervit.
  • vaginitis de diferente naturaleza (candidiasis, colpitis específica y no específica, colpitis atrófica),
  • clamidia

Además, las velas se recetan durante el período de recuperación, después de operaciones ginecológicas o abortos, o para la prevención de infecciones antes de las operaciones, el parto, la instalación de espirales.

Tipos de velas

De la inflamación en ginecología utiliza varias variedades de velas:

  • vaginal
  • rectal (velas en el recto),
  • Velas en forma de bastones con un extremo redondeado (para la uretra o el cuello uterino).

Para cada enfermedad, un tipo específico de supositorio es óptimo; para algunos, el vaginal es más adecuado, para otros, el recto.

Las velas para infecciones femeninas e inflamaciones pueden tener una forma diferente. Las velas rectales son generalmente cilíndricas, en forma de bala o cónicas. Vaginal - ovoide, redondo, cilíndrico o cónico.

Mecanismo de accion

Todas las velas combinan el mecanismo de su acción. Consisten en el principio activo y la base grasa (parafinas, gelatinas o gliceroles). A temperatura ambiente para velas caracterizadas por un estado sólido de agregación. Sin embargo, ya a la temperatura del cuerpo humano (a + 36ºС), el material del que consta la vela, comienza a fundirse. Las sustancias contenidas en la vela salen al exterior y comienzan su acción activa.

Algunas velas actúan exclusivamente localmente sobre las membranas mucosas. Sin embargo, dado que los tejidos superficiales de la vagina y el recto están saturados con pequeños vasos sanguíneos, algunas de las sustancias activas ingresan en el torrente sanguíneo y circulan en el área pélvica, mientras realizan sus efectos terapéuticos.

La absorción en la sangre ocurre muy rápidamente: aproximadamente la mitad del componente activo de la vela ingresa en la sangre en media hora, y la sustancia se vuelve completamente biodisponible en una hora. Al mismo tiempo, los componentes activos afectan el flujo sanguíneo total en un grado muy pequeño y casi no alcanzan el hígado y los riñones.

Otra ventaja de las velas sobre las formas de dosificación oral es que los supositorios no causan reacciones alérgicas características del tracto gastrointestinal.

Los supositorios ginecológicos pueden tener un tipo diferente de acción. Las velas más utilizadas con los siguientes efectos:

  • dirigido contra la infección
  • antiinflamatorio,
  • tejido regenerador
  • restaurando la microflora vaginal,
  • anestesia

No hay demasiados medicamentos que tengan un solo tipo de acción. Por lo general, las velas tienen un efecto complejo, es decir, por ejemplo, pueden afectar simultáneamente a los agentes causantes de la enfermedad y reducir la inflamación. Algunas velas antiinflamatorias tienen vitaminas necesarias para el funcionamiento de los tejidos, sustancias que estimulan la inmunidad local, etc.

Los componentes contenidos en los supositorios pueden ser sustancias tanto sintéticas como naturales. Los principales agentes infecciosos que causan enfermedades ginecológicas son virus, bacterias, hongos y protozoos. Por lo tanto, los supositorios pueden incluir componentes antivirales, agentes antifúngicos, antibióticos y antisépticos.

Componentes antibacterianos de la vela.

Sirven como diversas sustancias que matan las bacterias y evitan su reproducción. Los supositorios de antibióticos utilizados en ginecología generalmente contienen medicamentos como la clorhexidina, el metronidazol, el tritrixomazol, las penicilinas, los macrólidos y el yodo. Es importante recordar que cualquier tipo de antibiótico tiene sus propias indicaciones y contraindicaciones, y el uso inadecuado de los fármacos antibacterianos, así como la sobredosis, puede provocar reacciones alérgicas, así como la inhibición de la microflora normal de la vagina, que realizan funciones de protección.

Ingredientes antifungicos

Este tipo de sustancia es activa solo contra hongos patógenos. Normalmente estos componentes equipan velas para la vagina. Los agentes antifúngicos más populares son fluconazol, clotrimazol, pimafucina. Como norma, el tratamiento de las enfermedades fúngicas de los órganos genitales lleva más tiempo que la terapia antibacteriana.

Componentes antiinflamatorios

A menudo en el tratamiento de enfermedades se utilizan velas antiinflamatorias. En ginecología, se conocen muchos fármacos con efectos similares. Se usan a partir de lo que comúnmente se llama "inflamación parecida a una mujer".

El principal tipo de sustancias utilizadas en el tratamiento de las inflamaciones ginecológicas de la naturaleza son los antiinflamatorios no esteroideos. Su propósito es eliminar los signos de inflamación, dolor e hinchazón. Desde un punto de vista bioquímico, el mecanismo de los fármacos antiinflamatorios se basa en el bloqueo de la síntesis de prostaglandinas. Estos pueden ser componentes como el diclofenaco, el ictiol o la indometacina. En algunos casos, las velas con medicamentos antiinflamatorios esteroides, como la prednisona, también pueden ser recetadas por un médico.

Ingredientes herbales

Los ingredientes naturales también se usan a menudo en supositorios antiinflamatorios rectales y vaginales. Las velas herbarias pueden incluir extractos de manzanilla, salvia, belladona, caléndula, coníferas, manteca de cacao, eucalipto. Mayor popularidad ganó velas que contenían aceite de espino amarillo. Estos supositorios se pueden utilizar en niños y ancianos, durante el embarazo y la lactancia.

Características del uso de supositorios para diversas enfermedades.

Consideremos brevemente las principales enfermedades ginecológicas y las velas utilizadas en su tratamiento. En algunos casos, el uso de supositorios es el principal método de terapia, en otros casos - secundario. Además, en algunos casos, los supositorios vaginales son más efectivos, en otros, el recto.

Fotos: Lukasz Siekierski / Shutterstock.com

La enfermedad es la inflamación de la membrana mucosa de la vagina. De hecho, esta no es una enfermedad, sino todo un grupo de enfermedades que pueden ser causadas por hongos y bacterias: gonococos, clamidia, etc. Con menos frecuencia, los virus actúan como patógenos. En consecuencia, los supositorios para el tratamiento de la colpitis pueden contener diversos agentes antibacterianos, por ejemplo, metronidazol, clorhexidina, antifúngicos o antiprotozoarios.

Colpitis inespecífica

Las llamadas colpitis, causadas por patógenos que se encontraban en la microflora de la vagina antes del inicio de la enfermedad y no se introdujeron desde algún lugar externo.

En la mayoría de los casos, la colpitis no específica es causada por estreptococos y estafilococos. También se encuentran formas polimicrobianas de la enfermedad.

El principal método de tratamiento para la colpitis inespecífica es el lavado de la boca con la ayuda de soluciones desinfectantes, que incluyen medicamentos para plantas: clorhexidina, permanganato de potasio, decocciones de manzanilla, salvia y bálsamo de limón. Y el uso de supositorios vaginales puede ser una ayuda.

Los siguientes medicamentos son los más populares:

  • Terzhinan
  • Polygynax
  • Mikozhinaks
  • Hexicon
  • Meratina combi
  • Betadine

Indicaciones: con vaginitis de tipo infeccioso - micótica, inespecífica, trichomonas, mixta.

Contraindicaciones: edad hasta 16 años, intolerancia individual a los componentes.

Aplicación: Antes de usar, mantenga la vela en agua durante medio minuto. Una vela se usa una vez al día, el curso de tratamiento es de 10 días. Es mejor introducir una vela en la noche.

El principal componente activo de las velas - povidona yodada. Este medicamento es una combinación de yodo con una concentración de yodo en 1% y polivinilpirrolidona. La povidona yodada tiene propiedades antisépticas pronunciadas y no irrita las membranas mucosas.

Forma del producto: Velas en forma de torpedo marrón.

Indicaciones: tratamiento de la vaginitis aguda o crónica (específica o inespecífica), herpes genital, prevención de infecciones durante manipulaciones ginecológicas.

Contraindicaciones: enfermedad tiroidea (hipertiroidismo, adenoma), edad hasta un año, dermatitis herpetiforme de Dürring, ingesta simultánea de yodo radiactivo. En el embarazo, el medicamento solo puede ser administrado por un médico.

Efectos secundarios: tirotoxicosis, disbacteriosis vaginal.

Aplicación: las infecciones agudas de la vagina se tratan con dos velas por día. El curso de la terapia es de una semana. En las enfermedades crónicas, se usa una vela por día y la duración del tratamiento es de 2 semanas. Antes de la introducción de la vela debe humedecerse con agua. Durante la menstruación, el tratamiento no debe ser interrumpido.

Candida colpitis

Esta enfermedad es causada por hongos del género Candida, que colonizan la superficie de la vagina. La enfermedad en sí no representa un gran peligro, pero en cualquier caso no vale la pena lanzarla.

Para el tratamiento de la candidiasis, solo se utilizan velas con componentes antimicóticos. Los medicamentos antibacterianos en este caso no funcionarán.

Entre los supositorios populares utilizados en el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal, cabe destacar:

Velas para el tratamiento de la vaginitis causada por una infección por hongos. El principal ingrediente activo es el ketoconazol. Además, la vela contiene glicéridos semisintéticos.

Forma de la dosis: El medicamento está disponible en forma de supositorios vaginales con 200 mg de sustancia activa.

Contraindicaciones: primer trimestre de embarazo, edad hasta 12 años. En los 2 y 3 trimestres de embarazo, durante la lactancia, menores de 18 años, las velas se utilizan con precaución.

Indicaciones: Para el tratamiento de la candidiasis vaginal aguda o crónica, para la prevención de la candidiasis durante el tratamiento con fármacos antibacterianos.

Aplicación: Se utiliza una vela por día. En la candidiasis aguda, el curso del tratamiento es de 3-5 días, dependiendo de la gravedad de la enfermedad, y en el caso de la candidiasis crónica, 10 días. Las velas se introducen en posición supina.

Gardnerelosis

Este es un tipo de coleitis causada por un tipo especial de bacteria: la gardnerella. Por lo tanto, el propósito principal de las velas utilizadas en esta enfermedad es la destrucción de estas bacterias. Las velas se insertan directamente en la cavidad de la vagina.

Las velas más populares para la colpitis causada por gardnerella:

  • McMirror
  • Terzhinan
  • Velas con metronidazol.

La cistitis es una inflamación de la vejiga, una enfermedad caracterizada por síntomas desagradables y dolorosos para una mujer. Los signos de cistitis son ardor y dolor al orinar, y aumenta la necesidad de orinar.

La terapia antiinflamatoria para la cistitis puede incluir el uso de supositorios vaginales. Las velas para la cistitis tienen efectos analgésicos, antiinflamatorios, antibacterianos y antiinflamatorios. Cuando la cistitis a menudo utiliza palin velas y velas con sintomicina.

Eficaz con cistitis y velas con ingredientes herbales - manzanilla, belladona, corteza de roble, celidonia. Como regla general, se designan en caso de que la enfermedad aún no haya pasado por una etapa difícil.

Основной активный компонент свечей – пипемидовая кислота. Este es un antibiótico perteneciente al grupo quinolona. No activo contra microorganismos anaerobios. Cada vela contiene 200 mg de la sustancia.

Indicaciones de uso: tratamiento de la uretritis, cistitis, pielonefritis. Prevención de infecciones durante operaciones ginecológicas.

Contraindicaciones: enfermedades del sistema nervioso, porfiria, daño severo al hígado y riñones, embarazo, lactancia, edad hasta 14 años.

Aplicación: una vela por día por la tarde. El curso de tratamiento es de 10 días. Se recomiendan las velas para ser usadas con tabletas de Palin.

La anexitis o inflamación de los apéndices es una enfermedad ginecológica común. Más a menudo causada por hipotermia del cuerpo, en lugar de causas infecciosas. La enfermedad se caracteriza por episodios de dolor: dolor, sordo o cortante. La enfermedad suele ir acompañada de fiebre, debilidad, falta de apetito, lo que indica una intoxicación general del cuerpo.

Los supositorios rectales en lugar de vaginales se usan más comúnmente para tratar esta enfermedad. El hecho es que desde el recto, los componentes activos son más fáciles de ingresar al torrente sanguíneo en el área pélvica y llegar a los apéndices que desde la vagina. Muy a menudo, esta enfermedad utiliza supositorios antiinflamatorios y supositorios con acción anestésica.

¿Qué tipo de velas se recomiendan para su uso en la inflamación de los apéndices? Aquí hay una lista de velas, a menudo asignadas con anexitis:

  • Velas rectales con belladona,
  • Fluomizina,
  • Indometacina,
  • Diclofenaco
  • Combi de meratina,
  • Mikozhinaks.

Velas antiinflamatorias. Disponible en forma rectal, pero puede usarse para administración vaginal. Contiene 50 o 100 mg de la sustancia activa del mismo nombre. Cuando las enfermedades ginecológicas se utilizan como un fármaco auxiliar.

Indicaciones: procesos infecciosos e inflamatorios en anexitis y cistitis.

Contraindicaciones: embarazo, lactancia, enfermedad de Crohn, insuficiencia renal y hepática grave, hemorragia, edad hasta 14 años.

Aplicación: Los supositorios se insertan en la vagina en posición supina. Las velas de 50 mg pueden usarse hasta tres veces al día y las velas de 100 mg, no más de una vez al día. El curso del tratamiento suele ser de 2 semanas, pero puede ser más corto, dependiendo de la gravedad de la enfermedad.

Erosion cervical

La erosión cervical es una enfermedad grave que solo se puede tratar de forma quirúrgica o mínimamente invasiva (utilizando métodos eléctricos, químicos y de láser). Sólo los supositorios no son capaces de curarlo. Sin embargo, los supositorios se pueden usar como adyuvante para facilitar la cicatrización del tejido y prevenir la aparición de infecciones. Pueden ser nombrados tanto antes como después de la cirugía.

Supositorios populares utilizados en el tratamiento de la erosión cervical:

Supositorios antimicrobianos y antiinflamatorios. Un supositorio vaginal contiene 100 mg de dexpantenol, un análogo de la vitamina B5, y 16 mg de clorhexidina, un agente antibacteriano de amplio espectro.

Producto: Velas en forma de torpedo blanco, gris o amarillo.

Indicaciones: erosión cervical, endocervitos y exocervitos, vaginitis aguda y crónica, terapia adyuvante para operaciones de criodestrucción y destrucción con láser.

Aplicación: El método estándar de aplicación es de dos velas por día. La duración del curso de tratamiento es de 10 días, si es necesario, se puede duplicar. La droga se puede utilizar durante la menstruación.

Disbacteriosis

El tratamiento con antibióticos, independientemente de cómo se lleve a cabo, en forma de píldoras o en el uso de agentes antibacterianos locales, suele ir acompañado de la inhibición de la microflora beneficiosa. Esto se aplica, en particular, a la microflora que puebla la superficie de la vagina.

Los supositorios con componentes probióticos están destinados a eliminar este problema. Contienen las bacterias necesarias que podrían colonizar rápidamente la mucosa vaginal y restaurar su microflora protectora.

Las velas más populares para el tratamiento de la disbiosis bacteriana:

  • Acylact,
  • Bifidumbacterina,
  • Vagilak.

Las velas contienen 4 tipos de bacterias, incluidos los lactobacilos. Estos microorganismos colonizan la superficie de la membrana mucosa y contribuyen al desplazamiento de la microflora patógena.

Indicaciones: disbacteriosis vaginal, prevención de la disbacteriosis en el tratamiento con antibióticos, colpitis atrófica. Las velas también se utilizan como un medio para preparar los genitales para el próximo parto o las operaciones ginecológicas.

Contraindicaciones: inflamación aguda y erosiva de la vagina.

Aplicación: Las velas se introducen antes de acostarse. La dosis estándar es un supositorio por día, la duración del curso es de 10 días. Con la terapia con antibióticos, el uso de supositorios se inicia mejor 4-5 días después del inicio de los antibióticos.

Endometritis y endometriosis

La endometritis es una enfermedad causada por la inflamación de una capa epitelial particular del útero: el endometrio. La enfermedad puede ocurrir a menudo después de la cesárea y el aborto. Cuando puede experimentar un aumento de temperatura.

La endometriosis es una enfermedad causada por la proliferación patológica del endometrio. La etiología de la enfermedad no está clara.

En estas enfermedades, los supositorios vaginales antiinflamatorios no son el principal método de tratamiento. Esto se debe al hecho de que a menudo tienen un sangrado menstrual e intermenstrual fuerte, que elimina las sustancias terapéuticas de la cavidad vaginal. Sin embargo, el médico puede prescribir supositorios para la endometriosis no complicada, cuando la enfermedad aún no ha alcanzado una etapa grave.

Para sangrado severo, se pueden usar supositorios rectales. Su principal tarea es aliviar la inflamación y el dolor.

En la mayoría de los casos, la endometriosis utiliza los supositorios Voltaren (diclofenaco, ingrediente activo), Polygynax e Indomethacin. Muy populares entre la endometritis y la endometriosis son también las velas homeopáticas para mujeres Endometrina con ingredientes herbales.

Velas que contienen ingredientes herbales: espino cerval de mar, aceites de cacao y caléndula, extracto de aceite homeopático, esencias de ajenjo y muérdago.

Indicaciones: endometriosis, trastornos hormonales y trastornos del ciclo menstrual, adherencias e inflamación de los órganos genitales.

Aplicación: Se utiliza un supositorio por día (antes de acostarse). La duración del curso de tratamiento es de 1-2 meses.

Método de aplicación de supositorios.

Para poder usar correctamente el supositorio, debe seguir las instrucciones que proporcionaron cualquier medicamento. Sin embargo, existen reglas generales para su aplicación.

En la mayoría de los casos, las velas antiinflamatorias se administran mejor por la noche, antes de acostarse. Antes del procedimiento, debe ducharse o lavarse. Debe recordarse que la descarga abundante de los genitales en muchos casos puede reducir el efecto de las drogas. Si se va a inyectar un supositorio rectal, es necesario vaciar los intestinos de antemano. Para este propósito, puede utilizar el enema.

Las manos durante este procedimiento también deben estar limpias, se recomienda lavarlas con jabón o enjuagar con un antiséptico.

Cualquier vela debe introducirse en posición supina. El supositorio debe insertarse completamente en la cavidad del recto o la vagina. Después de la inyección, es necesario recostarse durante unos 15 minutos para permitir que la vela se disuelva.

Algunas velas antes de la introducción deben humedecerse con agua. Esta pregunta es mejor aclarar en las instrucciones para el medicamento.

Simultáneamente con la introducción de supositorios no se deben usar toallas sanitarias o tampones. La entrada a la vagina debe estar completamente abierta para que no haya obstáculos a la salida de la descarga.

Los supositorios vaginales no se recomiendan durante la menstruación (aunque algunos medicamentos permiten tal uso). También tenga en cuenta que la automedicación con supositorios es inaceptable. El hecho es que muchas velas tienen contraindicaciones para ciertas enfermedades concomitantes, y su uso solo puede causar daño. Además, no todos los supositorios se pueden usar durante el embarazo y en la infancia.

Uso de velas durante el embarazo.

La selección de velas adecuadas durante el embarazo no es una tarea fácil. Lo que es mejor usar en este caso, solo puede sugerir un ginecólogo. De hecho, muchos antibióticos contenidos en supositorios pueden penetrar la barrera placentaria, y también pueden ser peligrosos para la salud de la mujer en este período. Sin embargo, algunos medicamentos, especialmente los de origen natural, están permitidos durante el embarazo.

Por ejemplo, durante el embarazo, puede usar velas en base a la leche de abeja. Estas velas tienen un efecto de curación de heridas y protegen a los órganos femeninos de la penetración de infecciones. Se pueden utilizar en el período de recuperación después del parto. Las velas a base de aceite de espino amarillo también son populares.

Velas vaginales: ¿qué es?

Casi todas las dolencias ginecológicas causadas por microorganismos patógenos en el complejo se tratan con la ayuda de supositorios. Estos son cilindros sólidos de forma oblonga, que contienen la droga. Se insertan en la vagina o el ano donde se derriten.

Los supositorios vaginales consisten en un antibiótico y un excipiente, con los cuales el medicamento conserva su forma en una habitación fría. Tan pronto como se inserta una vela en el cuerpo, se descongela activamente, el principio activo comienza a destacarse y actúa directamente en el foco inflamatorio o se absorbe en el tejido, y luego ingresa directamente al torrente sanguíneo en la zona afectada.

Hay 3 tipos principales de supositorios prescritos por los ginecólogos:

Ingrese a la vagina, lo más cerca posible del sitio de la inflamación. Disponible en forma de cono, huevo, bola.

Recordar varita redondeada. Insertado en el uréter o en el cuello uterino.

Tiene la forma del cilindro o un cono. Insertar en el ano.

Las velas ginecológicas antibacterianas tienen acción antimicótica, antiséptica, antiinfecciosa.

¡IMPORTANTE! El tratamiento con supositorios vaginales comienza solo después de la prueba y el establecimiento de un diagnóstico preciso. El uso independiente de medicamentos con antibióticos es inaceptable, puede provocar efectos adversos.

Las velas vaginales se dividen en 2 grupos:

  • no esteroides, que no contienen hormonas,
  • Esteroide en el que hay un componente hormonal sintético o natural.

La administración de supositorios es indolora y no causa ninguna dificultad. La regla más importante es mantener tus manos limpias. Se inserta una vela en la cavidad corporal lo más profundamente posible, y luego es necesario mentir durante 15 a 20 minutos para que la vela se disuelva y la medicina alcance el lugar de la infección.

Ventajas de los supositorios.

En la práctica ginecológica, a menudo se utilizan los supositorios vaginales insertados en la vagina. El uso de supositorios a veces se compara con las inyecciones, ya que el ingrediente activo del fármaco ejerce su efecto con bastante rapidez, al ser absorbido a través de las paredes de la vagina hacia el torrente sanguíneo.

La membrana mucosa de la vagina tiene una gran cantidad de vasos sanguíneos, lo que contribuye a la rápida penetración de la sustancia terapéutica de la vela en el torrente sanguíneo. Esto no llevará más de 20 minutos. El ingrediente activo se mueve a través del torrente sanguíneo y entra en la inflamación, donde combate la microflora patógena. Las velas contribuyen rápidamente a la eliminación de los síntomas de enfermedades ginecológicas como picazón, hinchazón, ardor, dolor, malestar.

Sus principales ventajas son:

  • bajo porcentaje de efectos secundarios
  • absorción rápida
  • efecto local sobre la inflamación,
  • resultado rapido
  • La droga ingresa inmediatamente al torrente sanguíneo, sin pasar por el tracto gastrointestinal, no hay necesidad de decidir cómo restaurar la microflora intestinal.

Una característica distintiva de los supositorios antibacterianos ginecológicos es que el efecto es solo en los órganos pélvicos, prácticamente no afecta el hígado, los riñones, el tracto gastrointestinal (llega una parte insignificante del medicamento). Por lo tanto, después de tomar antibióticos de esta forma, no necesita tomar medicamentos con bifido y lactobacilos.

Las velas vaginales más efectivas.

Los supositorios antibacterianos de la dirección ginecológica son de un amplio espectro de acción, que son universales y capaces de destruir varios tipos de microorganismos patógenos a la vez, y de un enfoque estrecho, que pueden eliminar cierto tipo de bacteria. Por lo tanto, antes de usar, debe estudiar cuidadosamente la anotación al medicamento, asegúrese de consultar con su médico. Entonces el tratamiento será efectivo.

A continuación se proporciona una lista de supositorios vaginales con antibióticos:

Terzhinan. Estas velas hacen frente a una variedad de patógenos. Luchan eficazmente contra virus, estafilococos, micobacterias, Escherichia coli. Con la ayuda de velas, Terzhinan trata la candidiasis bucal, la infección de la vagina y el vaginismo bacteriano. Además, Terzhinan se utiliza antes de las actividades de diagnóstico y operativas para el estudio del útero.

La composición de Terzhinan contiene neomicina, nistatina, prednisona, ternidazol, metasulfobenzoato de sodio, que tienen un potente efecto antihistamínico, antiinflamatorio y anti-exudativo.

Los supositorios antes del uso se humedecieron con agua y se insertaron profundamente en la vagina durante la noche. Durante el tratamiento, es necesario usar toallas sanitarias femeninas, ya que hay una secreción de color amarillo brillante después de los antibióticos, ya que Terzhinan se muestra junto con una secreción vaginal.

Suporon Supositorios rectales y vaginales. Tienen un efecto antiséptico, antiinflamatorio, analgésico. Enfrenta bien la endometritis, la erosión, la colpitis.

Betadine. Tiene un efecto antiséptico y desinfectante. Como parte de esto hay yodo, que penetra en el tejido y destruye patógenos, hongos y virus.

Velas con diclofenaco. La policistosis, la inflamación de los ovarios, los quistes, las infecciones genitales se tratan con supositorios de diclofenaco. Como agente profiláctico, los supositorios se utilizan después de operaciones ginecológicas, después de abortos y abortos involuntarios.

Pimafucin Se usa para tratar la sulvovaginitis causada por colonias de hongos Candida. El ingrediente activo del medicamento es la natamicina, un antibiótico del grupo macrólido.

Meratina combi. Se utiliza para la vaginosis fúngica, vaginitis trichomonas. Las velas se pueden usar durante al menos 10 días, incluso los días de menstruación.

Longidasa Esta es una droga farmacológica moderna que puede participar efectivamente en la eliminación de los procesos inflamatorios de los órganos pélvicos. Elimina perfectamente la hinchazón, tiene un efecto regenerador sobre el epitelio afectado.

Livarol. Uno de los mejores supositorios que combate eficazmente la candidiasis. Tiene un efecto depresivo sobre las colonias de hongos Candida.

Metiluracilo Estos supositorios antibióticos vaginales son muy populares entre la población femenina. Alivia rápidamente la inflamación en los sistemas urogenital y excretor femenino, estimula la curación del epitelio, restaura la estructura celular y contribuye a mejorar el metabolismo. Las velas comienzan a actuar casi instantáneamente, se absorben rápidamente en la mucosa vaginal.

Indometacina. La herramienta está disponible en forma de tableta. Elimina la fiebre, fiebre, inflamación, gran alivio del dolor. Los supositorios de indometacina se prescriben para la inflamación de los apéndices, el mioma, el quiste y los trastornos menstruales. Una vela puede contener 50 y 100 mg de sustancia activa.

Mikozhinaks. La droga contiene componentes poderosos. La nistatina, que destruye los hongos, la dexametasona, que tiene efectos antiinflamatorios, el metronidazol, que mata las bacterias y el cloranfenicol, combate las infecciones.

Atsilakt. Estos supositorios antibióticos están hechos de varios tipos de bacterias del ácido láctico. El medicamento tiene propiedades antimicrobianas, elimina rápidamente la inflamación, es destructivo para las bacterias peligrosas. La principal característica útil de Atsilakt es que son velas para la restauración de la microflora en las mujeres. El fármaco es universal, se utiliza en el tratamiento de una gran cantidad de enfermedades del canal urogenital.

Velas con ictiol. El medicamento alivia la inflamación, los síntomas del dolor, acelera la curación de las lesiones de la mucosa.

Hexicon Un medicamento popular que ayuda a tratar la inflamación causada por bacterias patógenas o infecciones. El medicamento se basa en el digluconato de clorhexidina, una sustancia antiséptica. Hexicon actúa solo en la lesión de micobacterias o microorganismos extraños y no viola la microflora mucosa.

Polygynax Estos son supositorios antifúngicos que contienen neomicina y polimixina B. Los supositorios destruyen los microorganismos patógenos y las infecciones por hongos.

Polygynax mata las corinebacterias, Klebsiella, hongos, Proteus, palos de hemófilos, estafilococos.

Применяется для лечения цервиковагинита, вагинита, вульвовагинита, а также перед диагностикой заболеваний матки, перед родами, перед оперативным вмешательством.

При воспалительных процессах женской половой и выделительной системе применяются также ректальные суппозитории. En el recto, el fármaco ingresa inmediatamente en el torrente sanguíneo y el efecto terapéutico se logra rápidamente. Los supositorios rectales utilizados en ginecología son Ortofen, Hexicon, Anuzol. Estas velas alivian la inflamación, inhiben la actividad de microorganismos patógenos, reducen la temperatura.

Descarga con supositorio antibiótico.

Las mujeres a menudo notan que durante el tratamiento con supositorios vaginales, la cantidad de flujo vaginal aumenta. Esto puede deberse al hecho de que la droga se disuelve, combate los microbios y sus residuos se excretan con la secreción vaginal, lo que aumenta la cantidad de secreciones. Pero a veces, la descarga después del uso de un supositorio antibiótico puede indicar alteraciones en los sistemas reproductivos y excretadores femeninos.

Considere las principales características de la descarga y las posibles causas de su aparición durante el tratamiento con supositorios vaginales, dependiendo del color de la descarga:

  • Rojo Resaltar este color puede indicar la presencia de inflamación en el canal cervical, un tumor en los ovarios y genitales. Para la secreción rojiza, es mejor consultar a un ginecólogo para averiguar si son un síntoma de problemas de salud graves.
  • Rosa Es más probable que las decoloraciones de color rosa pálido resulten de la administración incorrecta del supositorio. Si inadvertidamente inyecta el medicamento, puede dañar la delicada mucosa vaginal, lo que causará manchas rosadas en la ropa interior. Esta no es una razón para el pánico, solo necesita usar los supositorios con más cuidado.
  • Blanco Secreción espesa blanca. Abundante secreción transparente, inodora, que contiene grumos, de apariencia similar y color blanco grisáceo en el champiñón hongo, que no se acompaña de incomodidad y dolor en la parte inferior del abdomen. Si la descarga adquiere un olor agrio desagradable y no desaparece después de una semana, debe consultar con su médico.
  • Verde La secreción verde indica el nombramiento correcto de las velas con un antibiótico para las enfermedades infecciosas del sistema urogenital. Así se derivan bacterias patógenas. En una semana todo debería ser normal. Si esto no sucede, debe consultar a un médico para seleccionar un medicamento más adecuado.

¡IMPORTANTE! La asignación puede ser abundante, tener un color y características diferentes. Algunos de ellos se consideran la norma, otros sugieren el acceso inmediato a un médico. Es necesario observar el secreto durante la semana y luego tomar una decisión sobre la consulta con el médico.

En conclusión

Después de tomar antibióticos hay una necesidad de restaurar la flora vaginal. Es necesario crear las condiciones ideales para la reproducción y aumentar el número de bacterias benéficas de ácido láctico. Sólo después de esta microflora normal se puede recuperar. Para restaurar la microflora, se prescriben supositorios de bifidumbacterinas, que contienen bifidobacterias vivas, Bifikol, que contiene bifidobacterias secas, lactoginales con bacterias del ácido láctico. Si la microflora no se restaura, se vuelve muy vulnerable a la reinfección.

Los supositorios con antibióticos se usan muy a menudo en el tratamiento de problemas ginecológicos debido a su alta eficacia, junto con tabletas, inyecciones y crema vaginal.

La efectividad de la terapia, la restauración de la microflora, controla al ginecólogo, basándose en los resultados de los frotis. Como regla general, las formas agudas de enfermedades ginecológicas se tratan más rápido que las crónicas.

Ventajas y desventajas de los supositorios vaginales.

Los preparativos para el tratamiento de patologías ginecológicas están disponibles en diferentes formas. Las velas son medicamentos para el tratamiento local. Se utilizan como terapia primaria y para aliviar los síntomas agudos.

Las principales ventajas del supositorio vaginal son:

  • Efecto local sobre la lesión y mucosa.
  • Cuando se absorbe en la membrana mucosa, la concentración del componente activo casi no se reduce.
  • La sustancia de tratamiento penetra muy rápidamente en la sangre, después de media hora la concentración se acumula en ella, lo que tiene un efecto terapéutico.
  • Los ingredientes activos no se procesan en los riñones ni en el hígado, lo que reduce significativamente la carga en estos órganos.
  • No reduzca el nivel de defensa inmune.
  • Su uso es fácil y conveniente.
  • No causar reacciones alérgicas complejas.
  • Los componentes adicionales en forma de aceites y grasas contribuyen a la retención a largo plazo del medicamento en la pared mucosa de la vagina

Al igual que con cualquier medicamento, los supositorios vaginales también tienen algunos inconvenientes:

  • Las velas no siempre se pueden usar en presencia de diabetes mellitus de cualquier tipo, hipertensión, violación de la funcionalidad de la glándula tiroides.
  • No hay supositorios universales, cada formulación está diseñada para una enfermedad específica.
  • Las velas incluyen ingredientes farmacológicos y naturales que pueden causar una reacción alérgica local.
  • Al descongelar, una pequeña cantidad de emulsión puede gotear y dejar manchas en la ropa interior.

Para obtener el máximo efecto, uno no solo debe tener en cuenta las ventajas y desventajas del medicamento, sino que también debe aplicar un medicamento de alta calidad. Los supositorios vaginales se deben comprar exclusivamente en farmacias. En ellas, las velas se mantienen en condiciones adecuadas, lo que preserva completamente sus propiedades terapéuticas.

Tipos de supositorios vaginales y su uso.

Los supositorios para enfermedades ginecológicas se usan ampliamente tanto en forma de auto terapia como en el complejo terapéutico. Esta forma de medicación a menudo se prescribe para las siguientes patologías:

  • Disbacteriosis vaginal
  • La candidiasis
  • El vago
  • Vaginosis bacteriana
  • Enfermedades inflamatorias de los órganos pélvicos.

Dependiendo del tipo de patógeno, las infecciones de los órganos genitales se dividen en inflamatorias, fúngicas y venéreas. Por lo tanto, los supositorios vaginales también se clasifican en grupos, según el ingrediente activo:

  • Antiinflamatorio
  • Antimicrobiano
  • Antibacteriano
  • Antiviral
  • Antimicótico

En general, los supositorios vaginales están disponibles como un agente de amplio espectro. Por lo tanto, el medicamento debe ser administrado exclusivamente por un médico, después de un examen exhaustivo.

Los supositorios vaginales ofrecidos en el mercado farmacológico moderno difieren no solo en su composición, sino también en su forma óptica. Los fabricantes producen este medicamento de forma ovoide, plana y esférica. Esto no afecta la eficiencia, pero le permite elegir la opción más conveniente.

Independientemente del tipo y la forma, al usar supositorios vaginales, debe observar las siguientes reglas:

  • La vela se introduce inmediatamente antes de acostarse.
  • Antes de su uso es necesario aceptar procedimientos de agua.
  • Lavarse bien las manos con detergente.
  • La vela se abre antes de la introducción.
  • Para no manchar la ropa interior, se recomienda usar compresas de uso diario.
  • Tomar una ducha en la mañana

Si es necesario utilizar supositorios por la mañana, se observa el mismo patrón, pero después de la introducción, debe acostarse durante 30-40 minutos. Para mantener la ropa interior limpia, se utiliza una toalla sanitaria.

Para un efecto terapéutico máximo, los supositorios vaginales para infecciones se usan de 7 a 14 días. Es importante someterse a un tratamiento completo, ya que una reducción independiente de su período puede llevar al desarrollo de una forma crónica de la enfermedad actual y agravar significativamente la condición de salud general.

Supositorios vaginales efectivos contra infecciones.

En la medicina práctica, los ginecólogos observan una dinámica positiva de recuperación en la mayoría de los casos al usar el siguiente supositorio:

  • Hexion Agente antiséptico, que se prescribe en presencia de infecciones de transmisión sexual y como profilaxis de las complicaciones ginecológicas inflamatorias.
  • Terzhinan. Fármaco complejo para el tratamiento de infecciones de diferentes etiologías. Contiene componentes hormonales, por lo tanto, se utiliza solo bajo supervisión médica.
  • Genferon. Eficaz en la lucha contra los hongos, tricomonas. También con ureoplasmosis, tricomonadias, herpes genital, papilomas y vaginosis. Por lo tanto, se utilizará no solo como agente terapéutico, sino también como profilaxis durante las relaciones sexuales sin protección. En este caso, la vela se introduce a más tardar dos horas.
  • Pimafucin Supositorios antifúngicos para el tratamiento de vulvitis, vaginitis y vulvovaginitis.
  • Macmiror Medicamento multicomponente que le permite tratar infecciones causadas por diferentes patógenos. Con el uso prolongado no se rompe la microflora natural en la vagina.
  • Yodoxin. Tiene efectos antibacterianos. Utilizado en el curso de tratamiento para la vaginitis. El uso de la droga durante la menstruación es aceptable.
  • Betadine. Es una preparación antiséptica. Se utiliza para el tratamiento de procesos inflamatorios y como profiláctico durante procedimientos ginecológicos.

El uso de supositorios ginecológicos prácticamente no está acompañado por la manifestación de efectos secundarios. Pero estos medicamentos solo deben ser recetados por un médico, ya que muchos de ellos requieren la combinación correcta con otros medicamentos.

La auto designación del supositorio vaginal durante el período de gestación está estrictamente prohibida. La medicación inadecuada no solo puede agravar la condición de la mujer, sino que también puede conducir a un embarazo patológico o al aborto espontáneo.

Velas infecciones vaginales: opiniones

Después del inicio de la menopausia, periódicamente me sale la candidiasis. El médico me recetó velas de Pimafutsin. La picazón y el ardor desagradables ya están después del primer día de uso. Se satisface el efecto rápido y el resultado del tratamiento.

Sucedió que tuve que tomar antibióticos en forma de píldora durante un largo período. En los foros he leído repetidamente que tomar medicamentos antimicrobianos afecta negativamente a la microflora vaginal, lo que conduce al desarrollo de inflamación y de infecciones por hongos. Fui al ginecólogo y él me asignó Betadine como profilaxis. El resultado fue contento.

Me recetaron McMiror para tratar la vaginosis bacteriana. Estas velas son relativamente caras, pero no se atrevieron a experimentar con análogos, ya que estaba muy preocupado por mi condición. Las primeras mejoras notadas después del segundo día de tratamiento. En algún lugar en el medio del curso, desaparecieron la picazón, la secreción intensa y el olor, pero el tratamiento se completó completamente. Las pruebas de control confirmaron la ausencia de infección.

Mientras miras el video aprenderás sobre velas para mujeres.

Los supositorios vaginales para la infección se utilizan para tratar a mujeres de diferentes categorías de edad. Su eficacia depende no solo del principio activo, sino también de la correcta selección. Por lo tanto, antes del tratamiento debe ser examinado por un ginecólogo con un examen de laboratorio.

Supositorios en ginecologia

Para el flujo vaginal no característico, los médicos a menudo recurren a la cita de las velas. Esto se debe al hecho de que los medicamentos de este grupo tienen un efecto local y ayudan a eliminar directamente los focos de inflamación. Estas herramientas son eficaces para combatir diversas infecciones en las que hay una secreción con un olor desagradable.

Rectal

Cuando un olor desagradable emana de la secreción secretada, los médicos a menudo prescriben supositorios rectales que se insertan en el ano. La diferencia entre estos fármacos es que, después de colocar los fondos en el recto, se resuelve y penetra en la lesión, y no fluye.

Para el tratamiento de la anexitis, se utilizan los siguientes agentes:

Estos son medicamentos antiinflamatorios no esteroideos que pueden eliminar la inflamación, reducir la fiebre y suprimir el dolor.

Al revelar la candidiasis prescribir tales medicamentos:

Con la penetración de la infección en las membranas mucosas de la vagina a menudo se recurre al uso de velas de ictiol. Tienen acción antiinflamatoria, analgésica y antiséptica. Con su ayuda, se elimina la hinchazón y se detiene el dolor.

Para la terapia fue eficaz y breve, se recomienda el uso de supositorios rectales en combinación con vaginales.

Farmacodinamica

El ternidazol contenido en Terzhinan tiene un efecto perjudicial sobre Trichomonas. También elimina los microorganismos anaeróbicos.

La neomicina (un antibiótico que pertenece al grupo aminoglucósido) a nivel ribosomal destruye la síntesis de proteínas en microorganismos patógenos.

El elemento antimicótico nistatina se incluye en el grupo de los antibióticos de polieno. Se combina con ergosterol, ubicado en la membrana celular del hongo, destruyéndolo y contribuyendo a la muerte del hongo.

El componente farmacológico del grupo de glucocorticosteroides, prednisona, tiene un efecto antiinflamatorio, antialérgico y antialérgico.

Los excipientes contenidos en las velas de las secreciones ayudan a restaurar la integridad del epitelio vaginal después de la inflamación y la infección, y mantienen el equilibrio del pH dentro de los límites necesarios para el cuerpo.

Farmacocinética

Dalatsin contiene el elemento activo clindamicina. Administrado por vía intravaginal (dosis de 100 mg / día) en forma de una vela, se absorbe en un 30% (6-70%) en 3 días en el sistema circulatorio. La concentración sérica alcanza el límite máximo aproximadamente 5 horas después de que la vela se haya insertado en la vagina. Al tercer día, este indicador es igual a 0.27 µg / ml (dentro de 0.03-0.67 µg / ml). La clindamicina con administración intravaginal tiene poco efecto en el cuerpo. Su farmacocinética no depende de los indicadores de edad.

Usando velas de excreción durante el embarazo.

Durante el embarazo, las mujeres son muy susceptibles a diversas infecciones, ya que las hormonas en el cuerpo varían. En este caso, las enfermedades suelen afectar precisamente los genitales. Debe entenderse que si el proceso inflamatorio se inicia y no se cura de manera oportuna, la infección puede afectar al bebé.

En esta posición, solo puede usar medicamentos que no afecten negativamente al feto. Es necesario seleccionar medicamentos que sean efectivos y, al mismo tiempo, completamente seguros para el niño.

Las velas de las excreciones de Hexicon son una de las mejores opciones. Actúan localmente, por lo que no entran en el torrente sanguíneo, por lo que se excluye por completo un impacto negativo en el bebé y su desarrollo.

Las mismas características tiene el medicamento Terzhinan: no se absorbe en la sangre, por lo que se puede prescribir para infecciones vaginales durante el embarazo.

Si la candidiasis ocurre en el primer trimestre del embarazo, también puede usar Pimafucin.

Betadine no debe utilizarse a partir del tercer mes de embarazo, así como durante la lactancia. Si el tratamiento con este medicamento es necesario, debe realizarse bajo la supervisión individual de un médico.

Contraindicaciones

Las velas para las secreciones están contraindicadas en caso de una reacción alérgica o hipersensibilidad a los componentes de los medicamentos (Dalacin, por ejemplo, no debe prescribirse si hay sensibilidad a la lincomicina y la clindamicina). Tampoco se recetan a las niñas menores de 16 años (el medicamento Terzhinan).

Los medicamentos Metromikon-neo, Neo-Penotran y Neo-Penotran forte no se recetan a niños menores de 12 años, en el primer trimestre del embarazo, con insuficiencia hepática, bajo recuento de glóbulos blancos. Tampoco se recomiendan su uso si hay irregularidades en la microcirculación o si una mujer tiene diabetes.

Efectos secundarios

Las velas de la descarga generalmente no causan efectos secundarios, ya que se aplican tópicamente, sus sustancias se absorben muy poco en el sistema circulatorio. Por lo tanto, generalmente en tales casos solo se observan manifestaciones locales: una reacción alérgica, hormigueo, ardor, picazón, irritación y dolor en el sitio del supositorio.

A veces, en el curso del tratamiento, pueden ocurrir efectos sistémicos, por ejemplo, la prednisona puede causar la desaceleración de los procesos de curación de varias heridas y grietas. A veces pueden ocurrir procesos atróficos en la mucosa vaginal.

En casos raros, los efectos secundarios son posibles:

  • Sistema urinario: dolor en la vagina, irritación de la membrana mucosa de la vagina y la vulva, irregularidades en el ciclo menstrual, candidiasis bucal, pielonefritis, disuria,
  • Tracto gastrointestinal: náuseas y vómitos, así como diarrea,
  • Piel: picazón y erupción en la piel, así como dolor y picazón en la vagina,
  • General: calambres y dolor abdominal, náuseas, dolor de cabeza y mareos, fiebre, la aparición de una infección por hongos, un cambio en el sabor, la aparición de un sabor metálico en la boca.

Los nombres de las velas de la selección.

Dado que los blancos en sí son diferentes y pueden ser un síntoma de varias enfermedades ginecológicas, hay muchos nombres de velas de la descarga.

El agente antiséptico Hexicon se utiliza en el tratamiento de enfermedades como la vaginitis y la vaginosis bacteriana, así como para la prevención de las enfermedades de transmisión sexual.

Velas Betadine, producidas sobre la base de yodo. Gracias a este elemento, este medicamento combate bien con varios microorganismos que causan excreciones: hongos, virus, bacterias.

Препараты Метромикон-нео, Нео-пенотран, Нео-пенотран форте используются при местном лечении вагинитов, имеющих инфекционное происхождение.

Свечи от выделений Генферон используются при трихомониазе, молочнице, а также прочих гинекологических инфекциях. Обычно их применяют в комплексной терапии.

Вагинальные свечи от выделений

La efectividad del tratamiento y la prevención de las enfermedades vaginales depende en gran medida del uso de medicamentos locales, como los supositorios. Estos medicamentos pueden eliminar eficazmente los patógenos, mientras que no tienen efectos secundarios.

En el tratamiento de la candidiasis vaginal (candidiasis) a menudo se utilizan supositorios vaginales para las secreciones de Livarol. Es un agente antifúngico con una amplia gama de efectos. Elimina eficazmente los hongos que contribuyen al desarrollo de la candidiasis bucal y, además, estafilococos y estreptococos que aparecen cuando se producen infecciones por hongos.

En caso de flujo vaginal debido a candidiasis o vaginitis, el isoconazol y la dalacina (clindamicina) también funcionan de manera efectiva.

Velas de secreción amarilla.

Si las descargas vaginales tienen un color gris o amarillo sucio, tienen una mezcla de pus y tienen un olor desagradable, entonces, lo más probable, es una inflamación de la vagina o colpitis, cervicitis (inflamación del cuello uterino). Además, los síntomas pueden ser ardor, picazón, dolor durante el coito y la micción.

Cuando aparecen secreciones amarillas debido a flora no específica (por ejemplo, Escherichia coli), se pueden prescribir supositorios para las secreciones de Tersinan, McMiror o Polygynax.

En caso de vaginosis bacteriana con secreciones amarillas, supositorios Klion D100 o Neo Penotran forte help. Estos medicamentos contienen miconazol y metronidazol. El primero elimina la candidiasis (a menudo acompaña a la vaginosis bacteriana), y el segundo elimina los patógenos de la enfermedad subyacente. El tratamiento con velas en este caso dura de 7 a 10 días.

Velas de sangre y secreciones acuosas.

Las manchas pueden ocurrir en caso de trastornos menstruales, erosión o cáncer cervical, debido a la endometriosis (adenomiosis).

La secreción acuosa, que aparece en cantidades muy grandes y no cesa, además de causar enrojecimiento y ardor, es un síntoma de algún tipo de inflamación. Esto puede ser anexitis (inflamación de los apéndices uterinos), colpitis (inflamación de la mucosa vaginal) o endometritis (inflamación del revestimiento uterino).

En tales casos, las velas de las secreciones de Suporon, que tienen un efecto bioestimulante, curativo y antiinflamatorio, serán un remedio eficaz. Se utilizan para tratar la erosión cervical, la candidiasis bucal, la cervicitis, la vaginitis, la colpitis y la endometritis.

El fármaco Depantol tiene un efecto metabólico, reparador, antiséptico. Se puede usar para tratar las enfermedades anteriores, en las que hay secreciones de sangre o agua, así como también ectopia.

Las velas de velas son uno de los medicamentos más efectivos para tratar la erosión cervical. Se fabrican a base de elementos naturales (a partir de hierbas medicinales), por lo que no tienen contraindicaciones.

Velas de descarga de queso.

El flujo vaginal con queso desencadenado por hongos tipo Candida se elimina con medicamentos antimicóticos. Actúan de esta manera: al unirse con los elementos de la célula del hongo, se incrustan en la membrana, destruyendo así su integridad.

En la forma leve de la enfermedad, las velas de la descarga de queso se utilizan como tratamiento local. Los medicamentos que incluyen clotrimazol, nistatina, miconazol, hacen frente a la candidiasis bucal durante 6-7 días. Las velas de una nueva generación (por ejemplo, Betadine, Pimafutsin o Klion-D) pueden eliminar el hongo en 1 a 3 días.

Con una tendencia a la disbacteriosis es necesario utilizar velas que no alteren la microflora vaginal. Entre estos se encuentran medicamentos antimicóticos como Gyno-Dactanol. Pero las velas Poliginaks y Verzhinan pueden violar la microflora y tener algunos efectos secundarios, por lo que pueden usarse solo después de consultar a un médico y su permiso.

Las características de las velas de las secreciones se consideran en el ejemplo de las drogas Terzhinan y Dalatsin.

Maneras de usar velas de las secreciones.

Velas Terzhinan introducidas profundamente en la vagina 1 vez / día durante 10 días. Antes de la introducción de la vela, debe sostenerla durante aproximadamente medio minuto en el agua para que se ablande un poco. Se recomienda que el procedimiento se realice por la noche (esta hora del día se considera óptima, porque después de la administración del medicamento pueden aparecer descargas amarillas después del tratamiento, esto es normal durante el tratamiento con Terzhinan);

La duración del medicamento puede variar y depende de la causa del tratamiento.

Si se utilizan velas para estabilizar el equilibrio de la microflora vaginal y eliminar las manifestaciones de inflamación, este período puede durar de 6 a 10 días (según la prescripción del médico y el cuadro clínico de la enfermedad).

En el tratamiento del tratamiento de la candidiasis dura más tiempo, puede ser de 20 días. Después de 3 días después de completar el tratamiento, debe volver a examinar y volver a pasar las pruebas. Esto es necesario para confirmar la recuperación. Si el tratamiento no produjo un efecto, se puede prescribir un segundo tratamiento.

La duración del tratamiento y la dosis durante el embarazo son prescritas por un médico, que dependen del cuadro clínico de la enfermedad.

Velas de la descarga Terzhinan permitido para su uso durante la menstruación.

Dalacin se inserta en la vagina 1 vez / día. dentro de 3 dias El procedimiento se recomienda a la hora de acostarse. Las velas se introducen con o sin aplicador.

El medicamento Hexicon se aplica durante 7 a 10 días; debe ingresar 1 vela 1-2 veces / día. En algunos casos, el tratamiento puede extenderse hasta 20 días.

Las velas más efectivas de las secreciones femeninas.

Las velas de la descarga tienen un efecto local, haciendo que el alivio de la enfermedad comience casi desde el primer día de tratamiento. Además, el tratamiento local bloquea la propagación de la infección en el útero y el canal cervical. Los supositorios vaginales tratan estos tipos de patógenos:

Las velas más efectivas de las secreciones femeninas son capaces de hacer frente a los microbios que pertenecen a varios tipos de patógenos.

Pin
Send
Share
Send
Send