Salud

Dismenorrea: qué es, causas, tratamiento 15967 0

Pin
Send
Share
Send
Send


Para la mayoría de las mujeres, la incomodidad durante la menstruación es una ocurrencia común. Unos días antes de la menstruación, aparecen dolor y otros síntomas desagradables. Algunas personas soportan este período fácilmente, y algunas mujeres pierden completamente la capacidad de trabajar y someterse a la menstruación durante varios días, como una enfermedad grave. Debe saber que tal estado no es la norma, el dolor asociado con la menstruación es la dismenorrea. Esta condición es posible de diagnosticar, es tratable, por lo que no descuide su salud, ignorando las dolencias habituales, el dolor intenso.

¿Qué es la dismenorrea?

En ginecología, la dismenorrea no se llama enfermedad, sino una condición del cuerpo de una mujer que se presenta durante la menstruación. Algunos especialistas incluyen en este concepto, además de severas sensaciones dolorosas durante este período, períodos irregulares, secreción abundante o escasa. Hoy en día es costumbre considerar una amplia gama de síntomas, manifestados en este período por el sistema endocrino, mental, neurovegetativo.

Los principales síntomas de esta afección son el síndrome de dolor que acompaña a una mujer durante todo el período de la menstruación. Hoy en día, el concepto de dismenorrea en las mujeres se considera en el contexto de un fenómeno que tiene una orientación psicofisiológica. Su desarrollo está asociado con la respuesta del cuerpo a las irritaciones por dolor existentes.

Los expertos señalan que esta afección se diagnostica con más frecuencia en mujeres con constitución corporal delgada, con enfermedades del sistema vascular, propensas a mareos frecuentes y pérdida de conciencia.

Estadisticas

Hoy en día hay estadísticas para ver que la dismenorrea ocurre en el 43-90% de todas las mujeres. Es muy difícil para este estado soportar el 45% de todos los encuestados. Las mujeres regularmente sufren de dolor intenso, debido a dolencias, debilidad general, pueden perder parcial o completamente su rendimiento durante el período de menstruación.

El 35% de las mujeres muestran síntomas de severidad moderada. Se sienten mal, pero pueden sobrellevarlo. En el 20% de los encuestados estos aparecen en forma leve. La mujer no pierde capacidad de trabajo, prácticamente no siente molestias durante este período.

Los expertos señalaron que la gravedad de esta condición depende de la condición social de la mujer, las condiciones en las que trabaja, las características individuales de su carácter.

Clasificación

La dismenorrea en la clasificación generalmente aceptada destacó:

  1. Patología primaria o dismenorrea espástica. Su aparición no está asociada con la presencia en el cuerpo de la mujer de anomalías patológicas, enfermedades. Su aparición se asocia a trastornos existentes de regulación neurohumoral. A su vez, la dismenorrea primaria se divide por el tipo de ocurrencia:
  • Patología de naturaleza esencial: su aparición puede deberse a las características individuales del cuerpo de la mujer, no se pueden establecer otras razones. Otra teoría del inicio de esta condición es el bajo umbral de sensibilidad al dolor,
  • Patología de naturaleza psicógena: la patología se asocia con las peculiaridades del trabajo del sistema desigual de una mujer. Antes de la menstruación surge la ansiedad, miedos infundados. La patología suele diagnosticar a las jóvenes. Subconscientemente, se están preparando para el inicio de la menstruación, pero sienten el temor de este proceso. Una condición similar es característica de las mujeres adultas con un tipo de personalidad histérica y sensible. Las mujeres en riesgo también son diagnosticadas con síndrome asténico-vegetativo, otras condiciones psicopatológicas,
  • Patología espasmódica: los espasmos de los músculos lisos del útero se convierten en su causa.
  1. La dismenorrea secundaria se produce debido a anomalías en el desarrollo de los órganos internos del cuerpo. En esta forma de dismenorrea, puede haber enfermedades inflamatorias del sistema reproductivo, existe una violación del funcionamiento adecuado del sistema hormonal. En este caso, la patología es uno de los síntomas, lo que indica una enfermedad importante que se desarrolla en el cuerpo.

También hay una clasificación de la tasa de progresión de la patología:

  1. Compensado: en este caso, los síntomas de la patología después de la primera manifestación no aumentan su intensidad. Siguen siendo los mismos durante muchos años.
  2. Descompensado: los síntomas de esta forma de patología están aumentando gradualmente. Esto sucede gradualmente, pero la mujer nota que el dolor y otras sensaciones de incomodidad se intensifican.

Causas

Las causas de la dismenorrea de las formas primaria y secundaria deben considerarse por separado, ya que estas condiciones tienen diferencias significativas. Esta condición puede desarrollarse a lo largo de una serie de factores de provocación interrelacionados. La etiología de las razones para el desarrollo de tal estado proporciona una comprensión de cómo tratarla de manera efectiva.

Forma primaria

La dismenorrea primaria puede ser desencadenada por:

  1. Causas mecánicas. La sangre menstrual tiene un flujo difícil de salida del útero, debido al desarrollo anormal del órgano, su posición anormal y la atresia del cuello uterino.
  2. Causas endocrinas. La aparición de patología se produce debido a la síntesis deficiente de prostaglandinas, en este sentido, hay contracciones uterinas espásticas.
  3. Razones constitucionales. Los elementos uterinos musculosos débiles no pueden alcanzar el estiramiento necesario durante la acumulación de sangre menstrual en el cuerpo. Aquí es de donde viene el síndrome de dolor.
  4. Razones neuropsicogénicas. La patología se desarrolla debido a la inestabilidad del sistema nervioso, la mujer está sujeta a cambios repentinos de humor, ansiedad. Como resultado, el umbral del dolor se reduce.

Entre las posibles razones para el desarrollo de tal condición, es necesario considerar la predisposición genética. A menudo, el mismo flujo doloroso de la menstruación, una violación del ciclo se observa en todas las mujeres de la familia.

La dismenorrea secundaria se desarrolla debido a la presencia de enfermedades de los órganos reproductivos. Puede estar asociado con:

  1. Endometriosis
  2. Mi útero
  3. Patología del desarrollo de los órganos reproductivos.
  4. Enfermedades de carácter inflamatorio de los órganos pélvicos.
  5. El uso de anticonceptivos de forma intrauterina.

El desarrollo de tal estado puede provocar infecciones genitales. Después de su eliminación, el dolor de la menstruación, las fallas en el ciclo pueden desaparecer por completo. Si la patología está asociada con la anticoncepción intrauterina, la estabilización del estado se observa inmediatamente después de la extracción del dispositivo intrauterino.

La condición de la mujer puede empeorar debido a las adherencias disponibles en el útero, cicatrices en la garganta uterina. Interfieren con la salida del endometrio rechazado, las sensaciones dolorosas durante el período de la menstruación aumentan considerablemente. La misma condición puede ser provocada por los nódulos submucosos - crecimientos benignos que se desarrollan en el útero. Tampoco permiten que el endometrio salga libremente del órgano.

Síntomas en diferentes etapas.

Los síntomas de la dismenorrea en diferentes etapas del desarrollo de la patología tienen sus diferencias.

  • Etapa 1 Con este tipo de dismenorrea, un tercio de todas las mujeres experimentan molestias. El primer dolor puede ocurrir 12 horas antes del inicio de la menstruación. El dolor está doliendo en la naturaleza. Cuando comienza la menstruación, aumenta y puede que ya cubra todo el abdomen inferior, extendiéndose a la región lumbar. Muchos sienten molestias en la vejiga, recto. El dolor, la incomodidad dura 1-2 días, luego el estado se normaliza. La patología en esta etapa no tiene un gran impacto en el rendimiento, la mujer permanece activa.
  • Etapa 2 Si no se ha realizado el tratamiento necesario, la dismenorrea tiene síntomas más pronunciados. Además de los ataques dolorosos, aparece el malestar general. Una mujer rápidamente se cansa, se irrita, tiene fiebre, náuseas, escalofríos y una sensación de dolor de cabeza. Por parte del sistema nervioso, existen trastornos: bulimia, insomnio, depresión y estado de ánimo apático. Algunos experimentan hambre constante, algunos pueden no tener apetito. Agudiza la reacción a los olores. Este grado de dismenorrea conduce a un deterioro en la calidad de vida, una eficiencia reducida. La condición dura todo el período de la menstruación. Durante el sexo, una mujer siente dolor.
  • Etapa 3 Los síntomas de la patología en esta etapa se amplifican. Sólo el 15% de todas las mujeres toleran la menstruación tan fuerte. El dolor alcanza un pico, extendiéndose a la espalda baja, a todo el abdomen inferior. Una mujer siente debilidad, dolor de cabeza, posibles náuseas y vómitos, indigestión, hay taquicardia, dolor en el corazón. Posible pérdida de conciencia. En esta etapa, los analgésicos no ayudan a la mujer, no detienen el dolor. La eficiencia se pierde durante todo el período de la menstruación. Tracto gastrointestinal observado: hinchazón, aumento de peso, estreñimiento. El dolor aumenta cuando la sangre menstrual sale con coágulos.

Diagnósticos

El diagnóstico de la patología requiere un abordaje integrado. Primero, un examen, una colección de anamnesis, luego un especialista designa una serie de estudios adicionales:

  1. Frotis vaginal.
  2. Análisis de la presencia de ITS.
  3. Análisis del estado hormonal.
  4. Ultrasonido de los órganos pélvicos.

Los resultados de la investigación ayudan a identificar la causa raíz del desarrollo de tal condición. Si es necesario, en un entorno hospitalario, una mujer se somete a laparoscopia y hiteroscopia. Se estudian los órganos pélvicos y las paredes internas del útero. Se puede prescribir encelografía: ayuda a identificar la causa del dolor de cabeza. La RM se prescribe en caso de sospecha de la presencia de neoplasias malignas o benignas.

Complicaciones

La patología requiere detección precoz y tratamiento. En ausencia de terapia, pueden presentarse complicaciones:

  1. Naturaleza fisiológica: la patología se agravará, las enfermedades existentes del sistema reproductivo progresarán. Como resultado, la infertilidad es posible, la aparición de neoplasias benignas, que con el tiempo pueden convertirse en malignas.
  2. Naturaleza psicológica: la dismenorrea a menudo se convierte en la causa de depresión prolongada, neurosis y psicosis, que en el futuro requerirán un tratamiento más prolongado.

Como tratar

El tratamiento de la dismenorrea debe ser integral y oportuno.

  1. La farmacoterapia primaria está dirigida a aliviar los síndromes de dolor. Se recetan agentes antiinflamatorios no esteroides, esto es una parte necesaria del tratamiento. Puede ser asignado:
  • Diclofenaco.
  • Ibuprofeno
  • Paracetamol

La dosis está determinada por la gravedad de la condición. Independientemente correcto está prohibido. Los antiespasmódicos pueden recetarse para todo el ciclo menstrual o durante varios días.

  1. Los anticonceptivos hormonales se prescriben para estabilizar los niveles hormonales. Los medicamentos son seleccionados individualmente por el médico dependiendo de la gravedad de la patología. Para el tratamiento de la dismenorrea se nombró a Lindinet 20, Gestagen. Duphaston es eficaz para la dismenorrea.
  2. Es posible tratar el estado perturbador con métodos fisioterapéuticos. El médico también selecciona el complejo teniendo en cuenta la condición del paciente.

En el curso de la terapia, una mujer no solo está tomando medicamentos, sino que también aprende cómo hacer frente al problema por sí misma. El ejercicio con un conjunto especial de ejercicios debe estimular la circulación sanguínea en los órganos pélvicos. Debe quedar claramente planificado el horario de trabajo y el descanso. Una mujer debe tener un sueño completo. Además de los medicamentos, el cuerpo debe recibir vitaminas de los alimentos saludables. Todos estos métodos se utilizan para aliviar la condición, eliminar la patología.

Artículos relacionados:

Pronóstico y prevención

Una mujer que solicitó ayuda con prontitud recibirá un buen pronóstico de estabilización. Si la patología se está ejecutando, entonces la situación requiere un trabajo a largo plazo. En ausencia de asistencia oportuna, se pueden desarrollar numerosas complicaciones, incluida la infertilidad, la psicosis y la aparición de enfermedades crónicas del sistema reproductivo.

Considerando los métodos preventivos, vale la pena destacar:

  1. Examen ginecológico regular.
  2. Eliminación oportuna de procesos inflamatorios en los órganos pélvicos.
  3. Tratamiento de enfermedades infecciosas.
  4. Rechazo a la introducción del dispositivo intrauterino como medio anticonceptivo.

La interrupción del embarazo también pone en riesgo la salud de la mujer, debe tratar de evitarla eligiendo el anticonceptivo adecuado.

Una mujer que vigila de cerca su salud, menstruación y se somete regularmente a exámenes preventivos puede protegerse del desarrollo de la dismenorrea. La aparición de períodos dolorosos, dolencias regulares, una señal de que necesita buscar la ayuda de un especialista.

Dismenorrea

La aparición de dolor en la parte inferior del abdomen durante la menstruación se llama dismenorrea. Como regla general, el dolor se acompaña de debilidad general, náuseas, vómitos, heces diluidas, mareos, a veces desmayos, fiebre hasta 37-38С. Esta condición patológica puede reducir significativamente la calidad de vida de una mujer, afectando negativamente su bienestar, estudio / trabajo y otras áreas de la vida.


Dismenorrea primaria

Cuando aparecen dolores menstruales en la adolescencia, se dice que el paciente tiene dismenorrea primaria. Generalmente es causado por un desarrollo insuficiente de los órganos pélvicos o por un desequilibrio hormonal. En el caso de las niñas con dismenorrea primaria, generalmente no se trata de la presencia de patologías y enfermedades graves en los pacientes. El tiempo de aparición de la dismenorrea primaria individual. Por lo general, varía entre 1 año y 3 años desde el momento de la menarquia (el primer sangrado menstrual).


Dismenorrea secundaria

Si la dismenorrea primaria generalmente no es causada por la presencia de una enfermedad grave en una mujer, entonces la secundaria es el resultado de su presencia. Estos pueden ser procesos inflamatorios en el área pélvica, endometriosis, neoplasias benignas, etc. Y si los síntomas de la dismenorrea primaria suelen estar presentes en la adolescencia, los primeros signos de una forma secundaria de esta patología suelen aparecer más cercanos a los 30 años. A veces, el dolor durante la menstruación aparece más cerca del período premenopáusico; sin embargo, los casos de dismenorrea a los 40 años y más tarde aún son poco frecuentes.

Dismenorrea primaria y secundaria: diagnóstico y tratamiento.

Si el período mensual de una mujer suele estar asociado con la aparición de las condiciones descritas anteriormente, se le recomienda consultar a un médico. El nivel moderno de desarrollo de la ginecología permite reducir los síntomas de la dismenorrea, por lo tanto, cuanto antes comience el tratamiento, mejor.


Los siguientes métodos se utilizan para diagnosticar la dismenorrea:

  • Examen clínico y anamnésico.
  • Inspección en los espejos de la silla ginecológica.
  • Ecografía tranvaginal o transabdominal de los órganos pélvicos.

La realización de estas medidas de diagnóstico nos permite diferenciar la dismenorrea con apoplejía ovárica, procesos inflamatorios en los órganos intestinales y pélvicos, torcedura del quiste, endometriosis.

Estos procesos patológicos pueden tener síntomas similares a los de la dismenorrea.

El tratamiento de la dismenorrea tiene los siguientes objetivos:

  • Reduciendo el dolor.
  • Corrección del fondo hormonal.
  • Tratamiento de enfermedades concomitantes (en su caso).

En caso de dolor pronunciado, se prescribe un anestésico. En la dismenorrea, estos pueden ser medicamentos antiinflamatorios no esteroideos que tienen efectos analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios. Para aliviar el espasmo uterino con dismenorrea, se recetan antiespasmódicos.

En cuanto a la terapia hormonal de la dismenorrea, los ginecólogos a menudo recetan AOC (anticonceptivos orales combinados) a sus pacientes. Debido al efecto sobre el endometrio y la supresión de la ovulación, estos fármacos contribuyen a la reducción del dolor en la dismenorrea.

También para el tratamiento de la dismenorrea utilizada fitohormonas - sustancias de origen vegetal, similares en sus características con las hormonas sexuales humanas. Para mejorar la condición durante la dismenorrea primaria y secundaria, es conveniente el Ginokomfort de la noche Primrose Oil. Esta herramienta es una fuente de ácidos grasos poliinsaturados Omega-6: linoleico y gamma-linolénico. El uso de estos ácidos esenciales tiene un efecto beneficioso sobre el estado de salud de las mujeres que sufren de dismenorrea: el síndrome de dolor disminuye durante la menstruación, disminuyen las manifestaciones del síndrome premenstrual y se normaliza el ciclo menstrual.

La terapia con vitaminas ayuda a lograr un resultado positivo en el tratamiento de la dismenorrea, en particular, la doble ingesta de las siguientes vitaminas y minerales: la vitamina E en combinación con la vitamina C, las vitaminas del grupo B y el ácido fólico, el ácido fólico y el zinc.

El tratamiento de la dismenorrea debe ir acompañado de una dieta balanceada rica en ácidos grasos esenciales, que se encuentran en el pescado azul, el aceite de linaza y los frutos secos.


También se recomienda usar semillas de espinaca, calabaza y girasol (fuentes de vitamina E), soja, mijo, pan de salvado (fuentes de magnesio).

El pronóstico más común para la dismenorrea es favorable. La solicitud temprana de atención médica, el cumplimiento de las recomendaciones médicas, el examen ginecológico regular (2 veces al año) y el tratamiento oportuno de los procesos inflamatorios en los órganos pélvicos, todo esto son medidas preventivas para prevenir el desarrollo de la dismenorrea.

Causas de la dismenorrea

Tal condición normal para una mujer adulta como la menstruación puede convertirse no solo en un problema médico desagradable, sino que también tiene un significado social. El deterioro en la calidad de vida asociada con la dismenorrea conduce a una discapacidad temporal en el 80-85% de la población femenina, a partir de la escuela. Entre los adolescentes, el síndrome de dolor pronunciado durante la menstruación ocurre en el 40-75% de los casos y crece cada año. Casi cada segunda mujer a una edad temprana tiene manifestaciones de dismenorrea, que disminuyen gradualmente con la edad o desaparecen por completo después del parto. En la edad adulta, el dolor menstrual se asocia con mayor frecuencia a la patología genital adquirida.

La gravedad de las manifestaciones de la enfermedad depende de las condiciones de vida y de trabajo. Las mujeres que no reciben una nutrición adecuada y están involucradas en trabajos físicos pesados, incluidas las deportistas, sufren de dolor menstrual con mucha más frecuencia que otras. Los factores externos adversos también pueden conducir al desarrollo de un proceso patológico. A menudo, la hipotermia, las enfermedades infecciosas, las lesiones, las situaciones estresantes y la cirugía en los genitales contribuyen a la aparición de la enfermedad. Los hábitos nocivos, especialmente la adicción a la nicotina, aumentan el riesgo de dismenorrea en una edad temprana varias veces.

Existe una predisposición genética al desarrollo de trastornos menstruales, en aproximadamente el 30% de las mujeres con dismenorrea, la hija padece la misma enfermedad. Un papel importante en la aparición del dolor menstrual desempeña un componente emocional. Las niñas y mujeres propensas a la depresión severa tienen más probabilidades de sufrir de dismenorrea y síndrome premenstrual.

Formas clinicas

Muy a menudo, el sangrado menstrual cambia completamente el ritmo de la vida cotidiana. A veces, los días "críticos" son tan críticos que obligan a una mujer a pasar varios días en cama, sufriendo de dolor. Dependiendo de la intensidad del dolor, hay tres formas de la enfermedad:

  • Los dolores menstruales leves molestan a una mujer solo el primer día desde el inicio de la menstruación, no están acompañados por trastornos autonómicos y no conducen a la interrupción de la actividad vital. Esta forma de la enfermedad es más común entre la población femenina y, a pesar de un curso bastante leve, en ausencia de una atención adecuada a su salud, puede empeorar con el tiempo.
  • Se observan calambres menstruales leves durante varios días desde el inicio de la menstruación y se acompañan de trastornos sistémicos (dolores de cabeza, desmayos, calambres, náuseas, vómitos, diarrea, micción frecuente, distensión abdominal, nerviosismo, insomnio). El rendimiento se reduce significativamente y generalmente se requiere tomar medicamentos para mantener la actividad completa.
  • Los dolores menstruales severos se desarrollan desde el comienzo de la menstruación y duran hasta 5-7 días, tienen un carácter debilitante pronunciado, acompañado por una gama completa de trastornos sistémicos. La eficiencia generalmente se pierde por completo, incluso mientras se toman analgésicos.

En la práctica clínica, se distinguen la dismenorrea primaria (espástica) y secundaria (orgánica), que se distingue por un mecanismo de desarrollo. En la dismenorrea primaria, la patología ginecológica orgánica suele estar ausente. La causa del dolor pélvico en la dismenorrea secundaria son las enfermedades inflamatorias o neoplásicas de los órganos genitales: endometriosis, quistes ováricos, salpingitis crónica, ooforitis, anexitis, adenomiosis, poliposis, estenosis cervical, malformaciones genitales, infecciones bacterianas, virales y fúngicas. También a menudo provoca dolor menstrual con anticoncepción intrauterina.

Tratamiento de la dismenorrea

El tratamiento de la menstruación dolorosa es principalmente farmacológico y está dirigido a corregir las alteraciones hormonales. El dolor en la dismenorrea se elimina eficazmente mediante el uso de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas y anticonceptivos orales. Los medicamentos hormonales combinados crean los niveles elevados necesarios de progesterona, que bloquean la síntesis de prostaglandinas durante el sangrado menstrual. El uso de anticonceptivos orales tiene un efecto positivo en varias violaciones del ciclo menstrual-ovárico, contribuye a su normalización, reduce la fuerza y ​​la frecuencia de las contracciones uterinas, reduce la presión intrauterina, en un contexto que mejora el flujo de sangre a los órganos pélvicos, y la dismenorrea desaparece o se vuelve menos pronunciada. Sin embargo, cuando prescriba un tratamiento para mujeres jóvenes, tenga en cuenta el deseo de quedar embarazada en un futuro próximo.

Los fármacos patógenos para el tratamiento de la dismenorrea son fármacos antiinflamatorios no esteroideos. Su acción se basa en la interrupción del enlace principal del síndrome de dolor: el bloqueo de la formación de prostaglandinas y las citoquinas proinflamatorias. La efectividad del uso de drogas en esta serie alcanza el 80%. Además, se han demostrado bastante bien como un tratamiento integrado de enfermedades inflamatorias crónicas. Recientemente, se ha dado preferencia a los bloqueantes selectivos de la ciclooxigenasa (nimesulida) sobre los no selectivos. La dosis y la duración del fármaco dependen de la gravedad de la enfermedad y de la gravedad de los síntomas; el tratamiento se prescribe para prevenir (unos días antes del inicio de la menstruación) o aliviar los síntomas (con la aparición de dolor).

Para reducir la actividad contráctil del miometrio, se utilizan antiespasmódicos (no spa), bloqueadores de los canales de calcio (verapamilo) y preparaciones de magnesio (magnesio B6). La relajación de los músculos lisos bajo la acción de estos fármacos se produce no solo en el útero, sino también en otros órganos, en particular el estómago y los intestinos, lo que lleva al debilitamiento de los síntomas acompañantes de dismenorrea y acción polisistémica positiva. Las vitaminas B tienen un efecto positivo en el sistema nervioso, aumentando la resistencia a los estímulos del dolor.

Los métodos de psicoterapia y psicocorrección son bastante efectivos, afectan la esfera emocional y eliminan el factor psicológico del dolor. Los métodos fisioterapéuticos también son muy populares.

En el tratamiento de la dismenorrea secundaria, además de todos los métodos mencionados anteriormente, es imperativo que se tomen medidas terapéuticas con respecto a la enfermedad subyacente.

Para prevenir la dismenorrea, debe organizar adecuadamente un régimen de sueño y descanso, evitar el esfuerzo físico intenso en la segunda mitad del ciclo menstrual, abandonar los malos hábitos, no trabajar en exceso, evitar el estrés físico y mental excesivo. Una buena nutrición con predominio de los alimentos que contienen vitaminas B1, B6 y E es uno de los componentes importantes de la prevención de la dismenorrea. Durante el mes debe abstenerse del uso de bebidas tónicas, chocolate y alimentos pesados ​​grasos y salados. Unos días antes de la menstruación, puede preparar infusiones de hierbas a base de diuréticos y calmantes, orégano, bálsamo de limón, menta y manzanilla que tienen un buen efecto. Las clases con esfuerzo físico moderado, como el yoga o el baile, contribuyen a un desarrollo físico armonioso, aumentan la circulación sanguínea en la pelvis y previenen el desarrollo de la hipoxia.

Examen de mujeres con dismenorrea

La ginecóloga siempre entrevista en detalle a la paciente con dismenorrea: descubre cuándo apareció la primera menstruación, qué tan regular es el ciclo, cuáles son los volúmenes del flujo menstrual, qué quejas existen además del dolor, si hubo partos, abortos, cirugía ginecológica. Después de la encuesta, el médico realiza examen ginecologico y lleva material para examen microscópico y citológico.

La siguiente fase obligatoria de la encuesta es Diagnóstico ecográfico con examen Doppler de los vasos pélvicos. Este método permite evaluar el estado de los órganos genitales internos y con una alta probabilidad de identificar la causa de la dismenorrea. En casos difíciles, cuando el ultrasonido no es informativo, se mantiene laparoscopia diagnóstica, durante el cual un ginecólogo experimentado puede detectar pequeños focos de endometriosis en los órganos pélvicos y en la cavidad abdominal, venas varicosas de la pelvis pequeña, adherencias.

Además, para verificar el diagnóstico puede requerir resultados de pruebas de hormonas, infecciones de transmisión sexual y consulta con un neurólogo.

Prevención de la dismenorrea

Las principales medidas para la prevención de la dismenorrea incluyen:

  • El modo correcto del día (la falta de sueño y el exceso de trabajo es un camino directo a la aparición de enfermedades ginecológicas).
  • Una dieta equilibrada (es especialmente importante controlar la nutrición de los adolescentes, su dieta debe contener suficientes proteínas, vitaminas, ácidos grasos poliinsaturados).
  • Actividad física, proporcionando un desarrollo físico armonioso de la niña y el bienestar de una mujer adulta.
  • Detección y tratamiento oportuno de enfermedades de la esfera reproductiva.
  • Para mujeres adultas - vida sexual regular con una pareja.

En resumen, la prevención de la dismenorrea es un estilo de vida saludable y la actitud de cuidado de una mujer hacia su salud íntima.

Olga Zubkova, revisor médico, epidemiólogo

6,125 vistas totales, 4 vistas hoy.

Pin
Send
Share
Send
Send